Consejos básicos para tratar los esguinces infantiles

Aprende a tratar de forma correcta un esguince en los niños y a no cometer errores

Lisbeth García

La mayor parte del tiempo de los niños está destinado a la diversión: juegos, deportes, correr, saltar, bailar...  En la  casa, el patio, el parque, ¡no paran! Es por ello que también corren riesgos de sufrir algún tipo de lesión mientras realizan estas actividades.

Una de las mas frecuentes, es el esguince (estiramiento o desgarro del ligamento que une a los huesos de una articulación), siendo común en tobillo, muñeca, codo y rodilla. Presta atención porque muchas veces cometemos errores a la hora de tratar un esguince. Aquí tienes consejos básicos de primeros auxilios para tratar los esguinces infantiles.

5 consejos básicos para tratar los esguinces infantiles

Cómo tratar los esguinces de los niños

Es inevitable: los niños juegan, saltan, trepan... y a veces, se ven envueltos en algún tipo de caída. Estos desagradables accidentes algunas veces pueden quedarse solo en susto y otras, generar algún tipo de esguince. Primero has de saber que los síntomas básicos de cualquier esguince son:

- Inflamación.

- Inmovilización del miembro.

- Dolor intenso e inmediato.

- Hematoma.

- También podemos encontrar calor en la zona si lo tocamos, fundamentalmente producido por la inflamación y por el hematoma.

Tenemos algunas recomendaciones para los padres para  actuar con conocimiento y sobre todo velocidad, intentando mantener la calma y la del niño hasta conseguir ayuda profesional. ¿Cómo debemos actuar?

1. Debemos recordar que el médico es quien diagnóstica el esguince y quien indica el mejor tratamiento según la lesión, por lo tanto ante cualquier accidente, caída  o golpe, siempre hay que recurrir a urgencias así que mientras vamos al hospital podemos realizar lo siguiente:  

2. No mover la articulación, mantener inmovilizado el miembro ( tobillo, muñeca, rodilla, dedo).

3. Aplicar frío en la zona afectada durante 20 minutos a través de criogel o friopack, bolsa de guisantes congelados, entre otros; nunca directamente en la piel, puedes usar una tela para cubrir y entonces aplicarlo ya que el hielo directamente en la piel ocasiona quemaduras. Esto nos ayudara a reducir la inflamación. 

4. Mantener reposo, si se trata de esguince en pie o rodilla, mantenerlo elevado para ayudar a controlar la hinchazón.

5. Ir al médico y seguir sus recomendaciones de tratamiento.

Cómo prevenir la lesión por esguince en los niños

Es importante tomar medidas preventivas para evitar futuras recaídas, sobre todo en el caso de que el niño ya haya sufrido algún esguince con anterioridad. Aquí tienes nuestras recomendaciones:

- Revisar constantemente el calzado de los niños, que sea correcto, cómodos, antiresbalantes. Los zapatos con cordones derivan accidentes. 

- Controlar el área de juego de tu hijo, que sea un ambiente sin riesgo de caídas, asegurándote que no haya rocas, palos, hoyos, etc. 

- Supervisar a los niños mientras juegan.