Los alarmantes efectos del bullying en el cerebro de los niños

El acoso escolar puede llegar a ocasionar en los niños cambios a nivel cerebral

Melina Núñez Martín
Melina Núñez Martín Psicóloga general sanitaria

Muchos conocemos o hemos escuchado hablar sobre el bullying. Por desgracia, esta palabra se ha instalado en nuestro vocabulario al convertirse en un realidad repetida en muchas aulas de todo el mundo. Sabemos que tiene consecuencias en el estado emocional de los niños, sin embargo, en algunos estudios recientes se habla también de los alarmantes efectos que el bullying puede llegar a tener en el cerebro de los niños.

Las consecuencias de sufrir acoso escolar en la infancia

El acoso escolar puede provocar alteraciones a nivel cerebral

El bullying es un fenómeno de agresión (verbal, física…) intencional e injustificada de una persona o varias sobre otra u otras. Esto se da de una forma reiterada y mantenida en el tiempo, y las víctimas no pueden defenderse de manera efectiva porque suelen estar en una posición de desventaja o inferioridad.

Sin embargo, a día de hoy los estudios revelan que no se aborda lo suficiente dicha problemática con la relevancia y gravedad que tiene. En parte, esto puede estar relacionado por la complejidad que tiene para los profesores, padres e incluso, psicólogos, distinguir cuándo los comportamientos se pueden considerar como acoso y cuando no.

La línea que separa una broma de una burla es muy fina y difusa. En mi trabajo, siempre explico a los padres y a los niños en sesión, que una broma deja de ser una broma cuando la otra persona a la que va dirigida, se siente ofendida. En ese caso, la broma no es compartida, crea malestar a la persona y por tanto, seguir haciendo ese tipo de bromas las convierte en BURLAS.

En el informe de la Fundación ANAR (Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo) sobre el acoso escolar y ciberbullying visto desde los ojos de los afectados se explica que 'el 90% de las víctimas de bullying presenta problemas psicológicos derivados del acoso que sufren, entre los que destacan ansiedad, síntomas depresivos y miedo permanente'.

Los efectos del bullying en el cerebro de los niños

Efectos del bullying en los niños

Pero… ¡cuidado! Los últimos estudios nos avisan de que este daño va más allá de un daño psicológico con manifestaciones emocionales. Estos comportamientos tienen consecuencias a nivel cerebral. Sí, has leído bien. A nivel cerebral. ¿Y cómo afectan estos comportamientos sobre el cerebro del niño que los sufre?

En uno de los primeros estudios longitudinales europeos llamado IMAGEN, se observa que los adolescentes que han sufrido un acoso crónico, presentan disminuciones significativas en el volumen de dos regiones involucradas en el movimiento y el aprendizaje (putamen izquierdo y caudado izquierdo) además de mayores niveles en ansiedad generalizada.

Los estudios recientes no pueden determinar qué mecanismo biológico produce esta alteración en el volumen cerebral. Sin embargo, parece que el cortisol (más conocida como la hormona del estrés) parece estar detrás de estos cambios.

Niveles altos de esta hormona permiten que el cuerpo tenga un rendimiento más alto cuando estamos expuestos a un estresor agudo. Sin embargo, los niños que sufren bullying persistente y que, por tanto, viven expuestos a un estrés crónico, les genera el efecto contrario.

El hecho de que estos niños se mantengan en continua 'alerta' provoca que la memoria, la cognición, el sueño, el apetito u otras funciones, no tengan la opción de repararse y por tanto, no tengan un buen rendimiento. Dado que los receptores de cortisol se encuentran en la mayoría de las células de todo nuestro cuerpo, este estrés crónico podría provocar daños en los receptores y la muerte de células neurales. Y por tanto, estos cambios tendrán repercusiones a corto y largo plazo como un menor rendimiento académico o padecer depresión y/o ansiedad generalizada.

Estos estudios como el realizado por McCullom ('How Bullying May Shape Adolescent Brains') son los primeros que ponen en evidencia que el acoso constante puede deteriorar la salud mental del niño al ocasionar cambios a nivel cerebral. Y por tanto, dadas las graves consecuencias, todos deberíamos doblar nuestros esfuerzos para limitar y sobre todo, prevenir el riesgo de bullying.

Puedes leer más artículos similares a Los alarmantes efectos del bullying en el cerebro de los niños, en la categoría de Bullying en Guiainfantil.com.