5 alimentos para estimular el cerebro de los niños

Alimentos que ayudan a obtener el máximo rendimiento a los niños

Llevar una alimentación sana y equilibrada es siempre lo mejor para que nuestros hijos tengan una buena dosis de energía tanto física como mental, pero sobre todo en temporadas de estrés, de exámenes, o hacia el final del curso, cuando el cansancio hace mella y la necesidad de unas vacaciones se hace patente en los más pequeños.

Dentro de la dieta mediterránea, algunos nutrientes en particular se caracterizan por ayudar al cuerpo a obtener el máximo rendimiento, y pueden ayudar a hacer más llevaderos estos periodos. Estos son los 5 alimentos que estimulan el cerebro de los niños.

Cinco alimentos que estimulan el cerebro y la concentración de los niños

Alimentos que estimulan el cerebro en la infancia

1. El huevo contiene dos ingredientes que se relacionan con una mejora en las conexiones neuronales y la actividad cerebral, la colina, y los fosfolípidos. El huevo es el principal aporte de colina en la dieta, mientras que los fosfolípidos pueden encontrarse también en otros alimentos, como en los frutos secos.

2. Los cereales y pastas integrales proporcionan hidratos de carbono que el organismo convierte en glucosa para el correcto funcionamiento del cerebro. Estos hidratos de carbono complejos se utilizan lentamente, según se van necesitando, y así los niveles de energía se mantienen constantes. A diferencia de sus homólogos refinados, contienen además vitaminas del grupo B que contribuyen al buen funcionamiento del sistema nervioso

3. La fruta, a diferencia de los cereales y pastas, proporciona azúcares sencillos, o lo que es lo mismo, energía inmediata. De entre las frutas, el plátano tiene un contenido en minerales muy atractivo para favorecer la concentración, gracias a su contenido en potasio, necesario para muchas de las reacciones que tienen lugar en el cerebro.

4. La leche y los derivados lácteos son muy interesantes debido a su contenido en calcio y triptófano, que no están directamente relacionados con la concentración, sino con el descanso tras el ejercicio, tanto mental como físico. El calcio se relaciona con un control de la presión arterial, y ayuda a relajar los nervios, mientras que el triptófano se combina con la vitamina B6 generando serotonina. La serotonina es un neurotransmisor relacionado con el bienestar, la relajación y la calma, necesarios para que el cerebro se recupere tras el esfuerzo. 

5. Las carnes rojas contienen hierro y zinc, otros de los micronutrientes esenciales que favorecen la concentración. En concreto, la deficiencia en zinc se relaciona con la falta de atención, por lo que conviene tener un aporte apropiado. Además, proporcionan también triptófano y fósforo, relacionado este último con el buen funcionamiento de las neuronas.

Aunque estos 5 alimentos estimulan el cerebro de los niños, no es necesario ni saludable excederse en el consumo de ninguno de estos nutrientes, ya que un aumento en su aporte por encima de las recomendaciones habituales no se relaciona con un aumento en la capacidad de concentración ni en la mejora del rendimiento.

Y, aunque los niños tienen tendencia a no hacerlo, conviene recordar que el aporte de agua es vital, ya que una buena hidratación favorece la concentración y el rendimiento cerebral.