6 ideas de regalos emocionales en Navidad para niños de todas las edades

¿Qué regalar a tus hijos estas navidades para no caer en el consumismo?

Lo mejor que puedes hacer estas navidades es regalar emociones y experiencias juntos a tus hijos. ¿Sabes por qué? Porque les estás ayudando a crecer como personas y a valorar lo bueno que hay en su vida. Te proponemos varias ideas de preciosos regalos emocionales para sorprender en Navidad a niños de todas las edades. Estas fiestas, te proponemos encargar a Papá Noel y los Reyes Magos algo más que regalos materiales.

¿Cuál es el mejor regalo de Navidad para los niños?

Los regalos emocionales en Navidad para niños

¿Tus hijos ya han escrito la carta a Papá Noel o los Reyes Magos? Se acerca la Navidad y ahí que estamos en busca y captura de los mejores detalles con los que obsequiar a nuestros queridísimos hijos, no escatimamos en regalos, llevan todo el año portándose bien y se lo merecen ¡se lo han ganado con creces!

¿Y si nos tomamos un momento de reflexión? Cierra los ojos y trata de recordar cómo eran las navidades de tu infancia, ¿qué es lo que más ilusión te hacía? Seguro que esa muñeca o ese coche de juguete, pero ¿a que no me equivoco si digo que tu mayor alegría era pasar tiempo con tu familia? ¡Pues ese es precisamente el regalo de Navidad que puedes hacerles ahora a tus hijos!

Los regalos emocionales que debes dar a tus hijos por Navidad

Las ideas de regalos emocionales para niños

Cualquier época del año es buena para hacer regalos emocionales a los hijos, pero la Navidad lo es aún más porque, ya de paso, evitamos caer en el consumismo mientras que les recordamos cuál es el verdadero significado de estas fiestas.

Si hacemos una encuesta, da igual en qué país o momento nos encontremos, y preguntamos a los niños cuál es el regalo navideño que más querrían de todos, el que más ilusión les haría, seguro que nos dicen que los padres juguemos con ellos ¡y ni tan siquiera es necesario tener un juguete en las manos!

1. Besos, abrazo y caricias
Los ratos de juego en familia aderezados con besos, achuchones y cosquillas son el ingrediente perfecto para una sana intensidad emocional, ya que estamos favoreciendo el contacto físico y el vínculo de apego que se crea entre padres e hijos nada más que llegan a este mundo. Es el primero de los regalos emocionales para los niños que no pueden faltar esta Navidad.

2. La caja de los deseos 
¿A que es un regalo perfecto por Navidad? Cogemos una caja cualquiera, la de los zapatos del colegio sin ir más lejos, y metemos en ella papeles que tengan escrito aquellas actividades que nos gustaría hacer durante todo el año: una escapada de fin de semana, una visita a los abuelos, un teatro, un dibujo, leer un cuento... Planes que siempre queremos y, como querer es poder, ¡poco más nos hará falta para que se hagan realidad!

3. Una carta para decir gracias
Prepara una hoja y un lápiz y disponte a escribir tu carta de agradecimiento: 'Gracias por ser mi hijo, por estar ahí y por hacerme tan feliz', ten por seguro que la leerán una y otra vez y que la conservará toda la vida'.

4. Un cuento
Los libros son maravillosos, el mejor regalo que existe, pero si además es un relato protagonizado por él mismo o la familia tendrás en tus manos el mejor regalo de todos por Navidad, cumpleaños, así porque sí...

5. Un vídeo con unas palabras cariñosas de los amigos y la familia
Les dices a los más allegados que te hagan llegar un mensaje o frase con unas palabras amables, de cariño, para tu hijo y luego tú las juntas todas en el que será el mejor vídeo de todos los tiempos. ¡Qué buena idea! Este es uno de los regalos emocionales que más toca el corazón de los más pequeños.

6. Regala sonrisas
Mira a tu niño a los ojos, dile que le quieres y regálale una sonrisa. Se sentirá apreciado, parte del equipo, sus temores se irán, su autoestima mejorará como por arte de magia ¿puede haber un regalo mejor? En Navidad y en cualquier otro momento del año...

¿Y por qué son tan importante los regalos emocionales?

Regalar emociones en navidad a los niños

Piénsalo de esta forma, unos cuantos regalos materiales bajo el árbol cuando llega Papá Noel y más de lo mismo cuando sus majestades los Reyes Magos se pasan por casa; el detalle que deja el Ratoncito Pérez cada vez que se le cae un diente; cumpleaños, las sorpresas inesperadas de los abuelos, tíos, primos, amigos de la familia ¿no estaremos colmando en exceso a los niños de cosas materiales?

Juguetes y más juguetes que muchas veces no tendrán tiempo de usar y no digamos de valorar. Los niños 'hiperregalados' se vuelven más egoístas, menos creativos y con una peor tolerancia a la frustración, algo que no les vendrá nada bien ni ahora ni tampoco cuando sean adultos.

Por eso los regalos emocionales como los que acabamos de ver, seguro que a ti se te ocurren otras muchas ideas antes de que llegue la Navidad, son tan especiales, únicos e importantes para ellos. Les ayudan a crecer como personas, a ser más críticos y reflexivos, a valorar las cosas y a sentirse mucho más queridos y valorados.

¿Cuáles son los regalos emocionales que tienes preparados para tus hijos en esta Navidad?

Cuentos infantiles sobre los regalos de Navidad

Puedes leer más artículos similares a 6 ideas de regalos emocionales en Navidad para niños de todas las edades, en la categoría de Regalos en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: