La importancia de regalar al niño regalos emocionales

Los regalos emocionales son más importantes que los físicos

Ver la cara de un niño cuando recibe un regalo es de las imágenes y sensaciones más bonitas que podemos disfrutar. Apreciar su sonrisa, su ilusión, gratitud, los gestos de sorpresa.

Pero en la vida actual, debido a la gran cantidad de regalos que reciben durante todo el año, veo que se pierde la ilusión, el misterio, la sorpresa...casi lo normal es recibir ese regalo, satisfacer el capricho de nuestros hijos, aunque no sea necesario.

Te explico la importancia de regalar al niño regalos emocionales

Por qué hay que regalar al niño regalos emocionales

La importancia de regalar al niño regalos emocionales

Haciendo una revisión rápida, vemos que los niños reciben regalos en Reyes magos, Navidad, cumpleaños, santos, comuniones, cuando cumple el hermano para que no tenga celos, cuando va a otro cumpleaños también se les da una bolsa de chuches, regalamos todos los familiares y amigos. El ratoncito Perez, ya no regala un regaliz, golosina o una moneda de euro, ha llegado a mis oídos que ha llegado con billetes de 50€. También he oído de viajes a Eurodisney por aprobar 2º o 3º de primaria.

Esta falta de cordura, generalmente por parte de padres y familiares, deja un impacto negativo en los niños. No valoran los juguetes, ni los regalos en su medida. Están tan acostumbrados a que la norma sea recibir regalos que no aprecian el verdadero valor de estos, del esfuerzo que representa adquirirlos. Estamos dentro de una "estúpida" espiral de competición para ver quien hace el regalo mas caro, grande, o impactante a sus hijos, botas de fútbol de Ronaldo, la consola de última generación, una tablet, un iphone, etc  

 Por ello recomiendo que se regale a los niños también regalos emocionales, ya que eston son aquellos que van a perdurar en nuestro sentimiento y en el de los demás.

Yo recomiendo los siguientes regalos:

1. Regala a tu hijo tiempo. ¿Cuánto tiempo le has regalado? ¿Cuánto tiempo de más has estado con él? ¿Y cuanto tiempo de más está siendo de calidad y de aprendizaje mutuo?

2. Regala sonrisas. Miraló, no le digas nada y sonrieló, algo bueno te va a pasar ya lo verás.

3. Regala abrazos. Debemos abrazarnos más. Abrazarse no es estar entre los brazos de esa persona, sino que es juntar corazones.

4. Regala notas escritas. Dejalé una nota agradable que el pueda leer. 

5. Regala aplausos. Los actores de teatro dicen que el aplauso engancha, que una vez que lo has probado necesitas más, quizá nuestros hijos no lo necesitan porque todavía no han probado lo maravilloso que es una aplauso