Cuando los niños reciben pocos regalos de Navidad (y cuántos son pocos)

Enseñar a nuestros hijos a no tener una actitud consumista con los regalos de Papá Noel o los Reyes Magos

Sara Tarrés
Sara Tarrés Psicóloga Infantil

Cuando pensamos en la Navidad y le sumamos niños y regalos quizás una de las primeras imágenes que se nos viene a la mente sea una habitación repleta de paquetes y a continuación la idea de felicidad y amor. Y es que se nos ha vendido una imagen de la Navidad que está teniendo efectos muy negativos; por un lado encontramos niños hiperregalados y por otro, niños frustrados al recibir menos de lo que esperaban. Ponemos el foco en aquello que ocurre en este último caso, es decir, qué consecuencias tiene sobre los niños el hecho de recibir pocos regalos navideños y qué entendemos como pocos regalos.

El consumismo y el exceso de regalos navideños para los niños

Niños hiperregalados y el consumismo en Navidad

A lo largo de los últimos años hemos empezado a poner la mirada sobre aquellos niños que tienen todo cuanto desean. Ese tipo de niños a los que se les obsequia o se les da un regalito por aquí y otro por allá, sea la fecha que sea. Niños que al llegar la Navidad se encuentran montones de cajas por abrir y que a pesar de ello nunca se les ve contentos ni acaban por apreciar nada de lo que reciben.

A este tipo niños con unas reacciones y conductas que hemos descrito en otros artículos se le ha puesto un nombre y lo conocemos como el síndrome del niño hiperregalado.

En relación a esta problemática - cada vez más frecuente - profesionales de la educación y salud mental hemos tratado de informar y concienciar de las consecuencias que tiene a corto, medio y largo plazo el hecho de regalarles demasiadas cosas a nuestros hijos e hijas, así como de la necesidad de no basar la felicidad en lo material y mucho menos de confundir el amor que sentimos por ellos con aquello que les compramos o damos.

Cuál es la cantidad ideal de regalos de Navidad para los niños

Cuántos son pocos regalos para los niños

A raíz de todo ello el debate sobre cuántos regalos debe recibir un niño en Navidad es una cuestión que lleva un tiempo sobre nuestras mesas, ya que uno de los problemas con los que se encuentran las familias es saber si se exceden o si se quedan cortas a la hora de hacer las cartas a Papá Noel o a los Reyes Magos.

Muchos coincidimos con la idea de que el número mágico debe girar alrededor de cuatro, y entorno a esta idea ha surgido la regla de los cuatro regalos:

1. Algo para leer.

2. Algo para llevar.

4. Algo que necesite.

4. Algo que desee mucho.

Si los niños reciben pocos regalos de los Reyes Magos o Papá Noel

Pocos regalos para los niños en Navidad

Entendemos que con un regalo de cada una de estas categorías debería ser suficiente para demostrar el sentido de los obsequios que se ofrecen en Navidad.

Sin embargo, seguimos observando año tras año escenas en las que niños y niñas se sienten frustrados y enfadados por lo que les trae Papá Noel o los Reyes Magos, ya sea porque se sienten insatisfechos con todo lo que les han traído o porque creen que han recibido poco y se han olvidado de ellos.

Y es que en este último caso, el de los niños que reciben menos regalos, no pueden evitar compararse con todo aquello que llega a través de las pantallas y con lo que su entorno más cercano (amigos, vecinos o primos) cuentan y explican a lo largo de los días posteriores.

[Leer +: Cuando los niños piden demasiados juguetes a los Reyes Magos]

Y es que uno de los precios que estamos pagando al vivir en esta sociedad en la que parece que se nos valore más por todo aquello que tenemos más que por todo lo que realmente somos es estar fomentando una generación de niños insaciables permanentemente insatisfechos. Niños frágiles, caprichosos y con baja tolerancia a la frustración que se convertirán en adultos con características similares.

Consecuencias para tus hijos de recibir 'pocos' obsequios navideños

Cómo se sienten los niños con pocos regalos

Si realmente queremos empoderar a nuestros hijos debemos revisar el tipo de educación que les estamos brindando y los valores que transmitimos a lo largo de todo el año, pero también por estas fechas y aprovechar estos días para educar valores tan importantes como el del agradecimiento, la contención, la austeridad o la solidaridad y no caer en el despilfarro y el derroche (tan habituales en estas fechas).

De ahí la importancia de educar desde bien temprana edad en que el amor ni se compra ni se vende. Para ello es importante que los adultos evitemos caer en la trampa, en la que tan frecuentemente caemos, de sustituir la falta de tiempo y atención por objetos materiales.

[Leer +: Los niños necesitan tiempo, no juguetes]

Sobre lo que hacen los demás - familias de nuestro entorno y toda la publicidad con finalidad puramente consumista - poco podemos hacer. Pero sí podemos, y debemos, educar a nuestros pequeños para que no se instale en ellos un sentimiento de inferioridad o de tristeza provocado por la cantidad de regalos recibidos.

Las consecuencias a corto plazo para un niño que recibe 'pocos' regalos pueden ser efectivamente una cierta tristeza o decepción. Emociones y sentimientos que deberá aprender a hacer frente porque son parte de la vida, no podemos evitar a nuestros hijos todos los desengaños o desilusiones que sin duda va a sufrir. Ni debemos intentar suplir ninguna carencia afectiva mediante objetos materiales.

Las consecuencias a medio y largo plazo en un niño o niña que reciba los regalos que realmente necesita, sin excesos pero tampoco sin carencias, sin duda será la construcción de una personalidad menos frágil, construida sobre cimientos más sólidos, en los que su valía personal no dependió de lo que tuvo ni el amor de sus padres y seres queridos se midió en número de regalos recibidos.

Gratitud, mesura, equilibrio, aceptación son más que palabras bonitas que quedan bien en estas fechas, son actitudes personales que se adquieren a lo largo de la vida a través de la educación recibida y los modelos que ofrecemos a nuestras criaturas. Auténticos regalos para la vida.

Puedes leer más artículos similares a Cuando los niños reciben pocos regalos de Navidad (y cuántos son pocos), en la categoría de Regalos en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: