Cuando los niños piden demasiados regalos de Navidad a los Reyes Magos

Cómo explicar a tus hijos que no pueden pedir en su carta todo el catálogo de juguetes por Navidad

Sara Tarrés
Sara Tarrés Psicóloga Infantil

La Navidad es esa época del año que tantos niños y niñas desean que llegue con gran ilusión, anhelo y entusiasmo. Unas fechas muy especiales, marcadas por la tradición, las fiestas, las reuniones familiares y por supuesto los regalos. Precisamente de esto último es de lo que hoy tratamos en Guiainfantil.com: de los regalos de Navidad que traen los Reyes Magos y Papá Noel y de cómo explicar a los niños que no pueden pedirles el catálogo de juguetes entero por más que les guste todo.

Los regalos de Navidad que los niños piden a los Reyes Magos

Los regalos de Navidad para los Reyes Magos

Sabemos que por muy mágicos que sean los Reyes Magos y Santa Claus, una de las misiones que tienen encargadas estas entrañables figuras es procurar no excederse. Para ello necesitan la ayuda de los padres para que los niños entiendan que no deben enfadarse si no les traen todo cuánto les piden.

Para hacérselo más fácil, los padres debemos aprender a explicar a los niños qué y cuánto pedir en sus cartas, esta es la labor que tenemos encomendada, puesto que un exceso de juguetes puede tener repercusiones negativas como veremos a lo largo de este artículo.

Aquí te proporcionamos algunas ideas para explicar a los niños por qué no pueden recibir todo lo que desean. Pero primero vamos a ver algunas de las consecuencias de lo que se ha llamado el síndrome del niño hiperregalado, algo cada vez más habitual y preocupante en nuestra sociedad. Un conjunto de actitudes que podemos evitar si ayudamos a los Reyes Magos y a Papá Noel a limitar el número de presentes con los que obsequiará a nuestros hijos.

El exceso de juguetes y el síndrome del niño hiperregalado

Qué es el síndrome del niño hiperregalado

El exceso de regalos y juguetes que los niños reciben durante el año y especialmente durante la Navidad actualmente está siendo objeto de estudio por parte de algunos psicólogos, pedagogos y educadores. Un fenómeno que está provocando en los más pequeños una serie de comportamientos que conforman lo que se ha llamado síndrome del niño hiperregalado.

Nos referimos a esos niños a los que se ha acostumbrado desde muy pequeños a tener todo cuanto desean y piden dando como resultado pequeños que no valoran nada de lo que reciben. Criaturas que se frustran y enfadan cuando ven que algo les falta, insaciables y permanentemente insatisfechas.

Dado que las repercusiones de crecer con un exceso de regalos va más allá de la infancia y puede permanecer en la vida adulta, es importante que los padres seamos conscientes de estos efectos negativos y eduquemos a nuestros hijos en consecuencia, explicándoles que no pueden obtener todo cuanto desean y piden y, por tanto, que aprendan a ser moderados en sus peticiones.

Explicar a los niños que han pedido demasiados regalos navideños

Los regalos que los niños piden a Papá Noel

Pero, ¿cómo podemos ayudar a nuestros hijos a comprender que no pueden recibir todos los regalos que piden? A continuación te damos tres consejos principales:

1. Evitar compensar nuestra falta de tiempo y atención con regalos diarios
Una de las primeras formas de enseñar a nuestros hijos a entender que no pueden recibir todos los regalos que piden es que nosotros mismos aprendamos a actuar con mesura a lo largo del año: evitando llegar a casa con diferentes regalitos para compensar la falta de tiempo y atención que no hemos podido ofrecer a causa de nuestro trabajo.

Esto que en un principio nos puede parecer una forma de expresarles nuestro amor, lo importantes que son en nuestras vidas o lo mucho que les hemos echado de menos acaba teniendo unos efectos secundarios muy negativos para su desarrollo.

2. No compres solo para evitar una rabieta
Otro de los errores en el que solemos caer los padres y madres es comprarles ese juguetito que nos pide nuestro pequeño después de salir del colegio aunque sepamos que va a acabar olvidada en un rincón. Normalmente lo hacemos para evitar una rabieta o para justamente calmarla.

Tanto el punto anterior como este son los precursores del Síndrome del niño hiperregalado y ambos dificultan mucho que los niños puedan entender una negativa o por qué no pueden pedirles a Papá Noel y a los Reyes Magos todo cuanto desean. Si nosotros podemos comprarles todo cuanto piden, ¿cómo no van a poder hacerlo ellos siendo mágicos? La moderación, la mesura o la continencia se aprende creciendo al lado de padres y madres moderados.

3. Escribir la carta a los Reyes Magos o Papá Noel juntos
Es importante que no dejemos a nuestros hijos solos ante un catálogo de juguetes y les permitamos poner todo cuanto deseen en esas cartas que con tanta ilusión escriben. Los padres debemos en todo momento intentar encontrar tiempo suficiente para sentarnos con nuestros hijos e interesarnos por sus gustos y deseos, no solo en Navidad sino durante todo el año. De este modo estaremos:

- haciéndoles saber lo importantes que son para nosotros.

- fortaleciendo nuestro vínculo afectivo.

- y mejorando la comunicación entre nosotros.

Cuando los niños escriben la carta a los Reyes Magos o Papá Noel

Demasiados regalos de Navidad para los niños

Como te contábamos, es totalmente recomendable sentarnos con los niños para mirar el catálogo de los juguetes y escribir la carta a Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente. Esto nos va a permitir:

- Preguntarles a los niños qué les gusta realmente.

- Saber qué piden sus compañeros de clase y qué influencia tiene en su elección.

- Seleccionar de más a menos importante y descartar algunos de esos juguetes que quizás pediría por pedir.

- Acordar un número limitado de regalos, preferiblemente no más de 4 y pensar realmente qué les gusta de esos objetos.

- Recordar lo que pasó años anteriores con algunos de los que recibió y cuánto tiempo les ha dedicado a lo largo del año. Con cuál de ellos jugó más, con cuál menos y por qué.

Todo ello va a ayudar a los niños a tener unas expectativas más realistas sobre el día de Navidad o la Mañana de Reyes y evitaremos muchos disgustos y malos ratos.

Sabemos que la Navidad es una época muy especial y que también queremos que nuestros hijos la disfruten al máximo, pero también sabemos los niños no necesitan más regalos (juegos, juguetes, muñecos, pelotas) para ser felices, ni sentirse importantes, ni mejores, ni más queridos.

En realidad, los niños necesitan el tiempo y la atención de sus padres. Ayudar a entender a un niño que no puede tener todo cuanto desea es uno de los mejores regalos que se le puede ofrecer. Un regalo para toda la vida que le ayudará a no sentir una constante insatisfacción vital en la adultez.

Puedes leer más artículos similares a Cuando los niños piden demasiados regalos de Navidad a los Reyes Magos, en la categoría de Regalos en Guiainfantil.com.