Ineludibles planes de Navidad con niños según su edad

Te proponemos planes navideños muy divertidos para una vacaciones mágicas con tus hijos hasta 6 años

Azucena Zarzuela
Azucena Zarzuela Periodista y escritora de cuentos

Ya huele a Navidad. Las mariposas en el estómago de las compras, mirar una y otra vez la agenda para cuadrar las reuniones de amigos y familiares, salivar pensando en los dulces, buscar recetas navideñas nuevas con las que agasajar a nuestros invitados… Hay que organizarse y planificar nuestro tiempo para sacarle el mayor provecho. Pero, si realmente queremos disfrutar de la Navidad, la mejor manera es volverla a ver a través de los ojos de nuestros pequeños.

Por eso, en Guiainfantil.com te proponemos algunos planes de Navidad con niños teniendo en cuenta su edad para que se lo pasen genial estas fiestas. Gracias a ellos, tenemos la oportunidad de renovar nuestra ilusión. Y es que, nuestros hijos no sólo son los protagonistas de nuestras vidas, sino que, además, son los grandes protagonistas de la Navidad.

Los mejores planes de Navidad con niños hasta los 6 años

Apunta los mejores planes de Navidad para niños según su edad

Todos estos planes con niños que te sugerimos van más allá del consumismo propio de estas fechas. Queremos proponeros una serie de planes para hacer con tus hijos donde poder transmitirles la tradición, nuestros propios recuerdos de infancia, la magia y la fantasía que estas fechas significan. Deben entender que la Navidad es algo más que los regalos.

Sin embargo, los padres debemos recordar que no todos los planes pueden ser apropiados para todos los niños. A la hora de planificar las vacaciones navideñas debemos tener en cuenta los gustos de nuestros hijos (a algunos les gustan los deportes, mientras que otros prefieren quedarse en casa) y su edad (los planes que podemos hacer con un bebé no son los mismos que con un niño de 6 años).

Aquí tienes algunas ideas muy divertidas para hacer que estas navidades sean aún más mágicas.

Ideas de planes navideños para hacer con tus hijos

1. Bebés de 0 a 2 años

Todos los padres nos queremos esforzar para que las primeras navidades de nuestros hijos sean muy especiales. Y es que, no porque sean bebés deben quedarse fuera de las celebraciones navideñas. Si bien es cierto que hay que tener en cuenta una serie de precauciones con los recién nacidos, según van creciendo van entendiendo que algo especial está pasando en estas fechas. 

Por ejemplo, las luces navideños les suelen fascinar a los más pequeños. Un paseo por las calles decoradas mantiene a nuestros hijos, por muy chiquitos que sean, en ‘modo navideño’. Los colores, los destellos, las estrellas, los árboles decorados con esferas luminosas, las fuentes iluminadas, etc. sirven para inspirar a los pequeños y convertirlos en fieles seguidores de la magia y la ilusión. Y es que, tanto magia como ilusión, cuando de Navidad se habla, son sinónimos de felicidad.

Más allá de esta salida a las calles engalanadas para la Navidad, también podéis organizar jornadas intensivas de juegos en casa, podéis escribir en familia la carta de Papá Noel, podéis decorar la casa... ¡Lo vais a pasar en grande!

2. Niños de 2 a 3 años

Los niños cada vez son más conscientes de la magia de la Navidad, por lo que les encanta vivirla todos los días. Cita obligada es acudir con los niños a las cabalgatas o desfiles que nuestras ciudades organizan para ver a Sus Majestades Los Reyes Magos o a Papá Noel. Ser testigo de la ilusión, la emoción y la felicidad que les hace a los niños cuando pueden saludar a estos es, sin duda, el mejor regalo que pueden recibir los padres.

Antes de esta actividad, podéis escribir todos juntos la carta con los regalos (¡cuánto más color y purpurina tenga mejor que mejor!) y, de paso buscar algún buzón mágico para que lleguen nuestras peticiones al Mundo de Fantasía.

3. Niños de 4 a 5 años

Para niños de 4 a 5 años te proponemos un visita a un tradicional Nacimiento. A través de él podemos transmitirles nuestra Historia, enseñarles la tradición, que, aunque año tras año se reinventa y roba conceptos de otras culturas hasta a veces parecer desdibujarse, es importante que nuestros pequeños conozcan su origen, que entiendan de dónde provienen estas bonitas fiestas. ¿Y qué mejor maestros que sus padres para acompañarles en este viaje?

Y para estas excursiones lo mejor es tener unos buenos villancicos como banda sonora. El burrito sabanero, Jingle Bells, Noche de Paz, Campana sobre campana, Los peces en el río, Blanca Navidad… ¡No olvidéis darle a la zambomba y a la pandereta en familia! ¿Por qué no preparáis una coreografía y se la dedicáis a toda la familia en la cena de Nochebuena o comida de Navidad? ¡Se quedarán asombrados y les transmitiréis un poquito más de espíritu navideño!

4. Niños a partir de 6 años

Y, a partir de los 6 años, las posibilidades de planes de Navidad con niños aumentan. ¿Por qué no propones pasar una Navidad cultural? Exposiciones para niños, obras de teatro infantiles, cuentacuentos, musicales familiares, talleres de manualidades, pistas de patinaje, recorrer los mercados navideños… Estamos en la época del año más mágica y la oferta de ocio para niños se triplica. Hay tantas cosas que ver, tantos espectáculos a los que acudir, que resulta difícil organizarse. Lo importante, es disfrutar de nuestros pequeños todo el tiempo que podamos porque ellos son los que convierten nuestros deseos en realidad.

Pero también hay muchos juegos y actividades infantiles que se pueden realizar en casa. Podéis poneros manos a la obra y decorar vosotros mismos el hogar familiar. Hacer manualidades con los niños (desde tarjetas navideñas hasta adornos para nuestra casa), una guerra de almohadas, disfrazarnos juntos... ¡Planazos muy divertidos!

No todos los años llega la nieve. Pero si este año nos acompaña os proponemos un plan clásico, que no por ello va a ser menos divertido. Y es que, el parque de nuestro barrio también puede ser un protagonista navideño. Podemos pasar una tarde los padres y los niños haciendo un muñeco de nieve y una guerra de bolas. ¡Cuidado con los resfriados! Y para acabar sin frío, podemos disfrutar de alguna bebida calentita acompañada de la amplia variedad de dulces navideños.

¿Cuál es vuestro plan para esta Navidad?