Medidas de seguridad en casas con niños para una Navidad sin accidentes

Consejos básicos de prevención de accidentes para evitar sustos en las fiestas navideñas

María Machado

La Navidad es una época del año sin igual. Felicidad, emociones desbordantes, hogar, regalos... Para recordar estas navidades con mucha alegría, debemos tener en cuenta una serie de medidas de seguridad en el hogar para evitar sustos, sobre todo si tenemos niños en casa. Los pequeños son completamente impredecibles y las fiestas navideñas siempre nos traen elementos que pueden suponer un peligro si no tenemos en cuenta estos consejos de prevención de accidentes en Navidad.

Pueden parecer muchas medidas de seguridad, pero lo más importante que nunca podemos olvidar es que debe primar el SENTIDO COMÚN. Para tener en cuenta todas estas medidas de seguridad, nos guiamos de los consejos del Hospital para Niños de Michigan C.S Mott.

Medidas de seguridad en el hogar referentes al árbol de Navidad

Las medidas de seguridad con niños en Navidad

Sin abeto decorado, no hay Navidad. Sin embargo, no podemos pasar por alto que resulta muy muy atractivo para un bebé o un niño pequeño que está descubriendo el mundo. Para evitar accidentes, hay que tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

- ¿Dónde vas a poner el árbol de Navidad? Es importante ponerlo alejado de la chimenea, el radiador o cualquier otra estufa que tengáis por casa para evitar que se produzca un incendio.

- Los árboles artificiales que son ignífugos, son más seguros. Si finalmente vas a comprar un abeto o pino de verdad, asegúrate de que no está seco (su color es muy verde, no se le caen las agujas fácilmente, el tronco tiene resina...).

- En caso de que haya niños pequeños en casa, puedes considerar que resulta más seguro ponerlo en un lugar apartado del paso o en alto, para evitar que se sientan tentados a agarrarlo y que, así, se les vuelque encima.

- Asegúrate de que el árbol está bien anclado y que no se cae con facilidad o que tiene una gran estabilidad.

En casas con niños, cuidado con las luces navideñas

Prevención de accidentes domésticos navideños

Las luces navideñas dan alegría y calidez a nuestros hogares, algo esencial en Navidad. Sin embargo, si vivimos en una casa con niños, debemos tener en cuenta los siguientes consejos para prevenir accidentes como quemaduras o electrocuciones.

- No utilices luces de Navidad que estén dañadas (aunque solo sea en una parte), tengan cables deshilachados o que sean muy antiguas. Cuando compres luces nuevas, fíjate en que estén homologadas o que garanticen la seguridad.

- Ten cuidado para que los cables de las luces no queden aplastados por muebles o estén colocados en lugares que podrían acabar ocasionado un accidente.

- Si vas a poner luces en el exterior (en la fachada de la casa, en la terraza, en el jardín...) asegúrate de que están testadas y pensadas para ponerlas fuera de casa.

- Si tu árbol de Navidad es metálico (¡qué original!) es mejor no usar luces pues podría ser peligroso.

- Asegúrate de que las luces están fuera del alcance de los niños. Algunas de estas luces pueden ponerse calientes después de estar encendidas un largo rato o pueden dar calambre. Además, los más pequeños pueden sentirse tentados en llevárselos a la boca y atragantarse.

- Cuando la familia se vaya a dormir, apagad las luces navideñas.

Prevención de accidentes con velas, chimeneas y otros adornos

Seguridad de los niños en Navidad

Uno de los principales riesgos a los que nos exponemos en Navidad dentro de nuestra casa es un posible incendio. Por eso, debemos tener mucha precaución a la hora de poner velas en casa o al usar la chimenea, sobre todo si hay niños delante.

Nunca coloques velas encendidas cerca del árbol, pero también debes mantenerlas lejos de otro tipo de decoración o los regalos (pues el papel que los envuelve quema muy rápido). Por supuesto, también deben ponerse lejos de los niños.

Según la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias del gobierno de Estados Unidos, casi la mitad de los incendios causados por las decoraciones de la Navidad tienen lugar porque los adornos se colocan demasiado cerca de una fuente de calor.

- Para evitar accidentes con la chimenea, es importante que siempre haya un adulto vigilándola (por lo tanto, hay que apagarla siempre que nos vayamos a la cama o salgamos de casa). Hay que usarla siempre con precaución y equiparla con los elementos de seguridad que consideramos (pantalla de cristal, salida de humos...).

- En cuanto al resto de la decoración navideña, también es necesario tener en cuenta que los adornos (sobre todo si están fabricados en cristal) pueden romperse, caerse al suelo, tener extremos punzantes, producir chispas... Y todo ello puede poner en peligro a los niños.

- Ten en cuenta que algunas de las plantas que se pueden elegir para decorar la casa pueden resultar tóxicas, tanto para los niños como para las mascotas. ¡Ponlas fuera de su alcance!

- ¿Alguna vez habéis utilizado uno de esos sprays que contienen nieve artificial? Hay que tener cuidado al usarlos pues pueden resultar muy irritantes si los respiramos.

El uso seguro de los juguetes de los niños estas navidades

La Navidad es época de regalos y juguetes, algo a los que también debemos prestar mucha atención para garantizar la máxima seguridad para nuestros pequeños. Estas son las medidas de seguridad que no podemos olvidar en las fiestas navideñas.

- Cuando los niños reciben un regalo que tiene lazos, cintas u otro tipo de elementos decorativos, debemos supervisarles mientras los manejan y retirarlos de su vista una vez que han abierto el juguete. Estas cintas pueden provocar ahogamientos o pueden ponérselas alrededor del cuello.

- Los juguetes de los niños deben estar homologados y testados. Además, debemos regalar juguetes adecuados según la edad, ya que así podremos evitar atragantamientos y otro tipo de accidentes.

- Aunque resulte pesado, es importante leer las instrucciones de los juguetes, sobre todo cuando tenemos algún regalo electrónico.

- Mucho cuidado con los globos. El riesgo de asfixia es alto cuando los niños más pequeños tratan de inflarlos. Los lazos o cordones que contengan, por ejemplo, las muñecas o los peluches también pueden provocar sustos.

- Las pilas de los juguetes también resultan un peligro para los niños. Debemos buscar juguetes que tengan la zona de las baterías atornilladas para que los pequeños no la puedan abrir.

Intoxicaciones y atragantamientos en Nochebuena o Nochevieja

El atragantamiento de los niños en Navidad

Y si hay algo que hacemos mucho durante la Navidad (sobre todo en Nochebuena y Nochevieja) es comer. Para evitar intoxicaciones y atragantamientos en los niños, hay que tener en cuenta las siguientes recomendaciones.

- En algunos países es costumbre tomar 12 uvas para recibir el Año Nuevo. Hay que tener cuidado con esta fruta, ya que por su forma y tamaño puede causar asfixia en los niños más pequeños. Para evitarlo, es mejor cortárselas (en vertical) y quitarles las pequeñas semillas de su interior.

- Lo mismo ocurre con los frutos secos, que son típicos en los aperitivos de Nochebuena y Nochevieja.

- Al cocinar, nunca dejes los mangos de las sartenes u ollas por fuera, pues podrías darle un golpe (o que un niño trate de agarrarlo) y el líquido muy caliente podría causar quemaduras si cae sobre alguien.

- Conserva bien los alimentos (en el refrigerador si es necesario) en tuppers o tarteras bien cerradas. Presta atención a las fechas de caducidad y a los tiempos que las recetas se mantienen en buenas condiciones una vez que ya están cocinadas.

- Las bebidas alcohólicas deben mantenerse lejos del alcance de los niños. Igual que los utensilios de la cocina que son peligrosos (cuchillos, sartenes, vasos de cristal...).

Y, siempre que sigamos todas estas medidas de seguridad y nos guiemos por nuestro sentido común podremos pasar una muy feliz Navidad en familia.

Puedes leer más artículos similares a Medidas de seguridad en casas con niños para una Navidad sin accidentes, en la categoría de Accidentes infantiles en Guiainfantil.com.