Consejos de seguridad para niños en Navidad

Cualquier elemento de la decoración navideños puede resultar peligroso

Alba Caraballo Folgado

El hogar está lleno de peligros para el niño curioso o para el bebé que está empezando a dar sus primeros pasos y todo lo que tiene alrededor capta su atención. Pero, en Navidad se hace necesario extremar la seguridad de los niños ya que luces, árbol y cualquier elemento de decoración navideña puede convertirse en un elemento potencialmente peligroso.

Cosas que debes considerar para mantener a los niños seguros en Navidad

Seguridad de los niños en Navidad

- Al árbol de Navidad: si compras uno artificial, debes asegurarte que esté homologado y que en su etiqueta indique que es resistente al fuego. En cualquier caso, conviene situarlo lejos de lugares donde podría quemarse como chimeneas, estufas o radiadores.

- Las luces navideñas: dan una calidez y una magia muy especial a la decoración navideña pero no valen cualquiera. Es preferible invertir un poco más de dinero en unas que sean de calidad a comprar unas que se rompan con facilidad. Hoy en día, es preferible usar las luces de leds. Si las vas a colocar en el exterior de tu casa, asegúrate de que fueron creadas para ello porque de lo contrario se podría provocar un cortocircuito.

- Velas: tienen un fuerte poder de atracción para los niños, colócalas en lugares a los que no pueden acceder y siempre alejados de elementos susceptibles de quemarse.

- Apagar de noche: por muy bonito que quede el árbol iluminado, es más seguro apagar las luces cuando vayas a dormir.

- Regalos de Navidad: si los dejas debajo del árbol y tus luces son de las antiguas, revisa que no tengan contacto directo con el papel de los regalos ya que cogen mucho calor y podrían llegar a quemar el envoltorio.

- Adornos navideños: quizás los adornos que tenías antes de tener hijos no valen ahora si son muy pequeños, tienen piezas que puedan tragarse o incluso partirse y cortarse. Es preferible usar adornos de fieltro o plástico.

- Seguridad en lugares concurridos: la Navidad congrega a mucha gente en supermercados, centros comerciales, plazas y mercados. Es muy importante no perder de vista en ningún momento a los niños y, si van en un carrito, siempre ponerlo frente a nosotros, nunca de lado para poder mirar estanterías en tiendas.

- Revisar: cada año antes de montar el Belén o colocar el árbol es importante que revisemos el estado de todos los adornos navideños y, valoremos si no es mejor comprar nuevos.

- Los juguetes: asegúrate de que los juguetes que compras están homologados y no tienen pequeños accesorios que pueden tragarse. Es importante que las pilas no puedan ser extraídas por los niños.

Algunos consejos de seguridad para niños en Navidad

En caso de que, pese a todos los cuidados, el niño se trague algo es importante llevarle cuanto antes a urgencias.