Qué hacer si el niño se traga una pila de botón. Remedio casero inmediato

Solución casera de emergencia para evitar los graves daños si el niño se traga una pila

Alba Caraballo Folgado

Los niños tienen mucho peligro, esta es la regla número uno para todos los padres y madres del mundo. Su falta de conciencia del peligro puede llevarles a cometer los actos más inverosímiles o absurdos para un adulto.

Uno de ellos, muy común por cierto, es su querencia por introducirse pequeños objetos en la boca, nariz o las orejas. Cientos de médicos al año tienen que hacer lavados de estómago o extracciones de elementos extraños.

En concreto, son miles los casos de niños en el mundo que tragan pilas de botón, un elemento muy peligroso que puede dejar secuelas de por vida o incluso puede poner en riesgo su vida. Esta es una solución casera de emergencia propuesta por un equipo médico si el niño se traga una pila de botón.

Graves consecuencias para los niños si tragan una pila

Peligro de las pilas de botón para los niños

Hay muchos juguetes que contienen pilas de botón, cuyo tamaño, forma y brillo resulta muy atractivo para los niños. Si en un descuido, las dejamos sobre una repisa, el niño las coge y las traga, has de reaccionar de forma inmediata, su salud está en serio riesgo. 

Lo lógico es salir a urgencias de forma inmediata, el tiempo juega en tu contra y, sobre todo, en la del niño. Pero además de esto, un equipo de especialistas pediátricos del Children's Hospital de Filadelfia y el Nationwide Children's Hospital, descubrió que darle miel a niño después de tragar una pila de botón puede prevenir desde lesiones graves hasta la muerte. Sus resultados fueron publicados en la revista Laringoscopio. 

Este equipo trabajó sobre esta problemática debido a que tan solo en Estados Unidos más de 2500 niños al año tragan pilas de botón. Los médicos alertaron sobre la importancia de reaccionar cuanto antes ya que en las dos horas posteriores a la ingestión de la pila el daño comienza a ser grave y con más tiempo puede dejar al niño en un estado crítico. 

Este tipo de baterías comienzan a tener una reacción química al entrar en contacto con la saliva y comienza a formarse una solución alcalina que puede disolver el tejido esofágico de un niño y causa otras lesiones como:

  • Dolor de garganta.
  • Tos.
  • Fiebre.
  • Dificultad para tragar.
  • Respiración con pitos.
  • Perforación esofágica.
  • Parálisis de las cuerdas vocales.
  • Erosión de las vías respiratorias.
  • Erosión de los vasos sanguíneos.

Remedio inmediato casero si el niño que se ha tragado una pila

Este equipo de investigadores buscaba una solución que pudiera ayudar a prevenir todas estas gravísimas lesiones y que se pudiera aplicar ya desde casa de forma inmediata. Probaron líquidos que pudieran crear una barrera protectora entre la pila y el tejido del cuerpo del niño y bloquearan la solución alcalina que produce la batería. Esto les llevó a intentarlo con zumos, bebidas deportivas y gaseosas pero la solución la tenían las abejas.

La miel junto con el sucralfato, un medicamento utilizado para las úlceras estomacales, demostraron tener efectos protectores y conseguía que las lesiones fueran más superficiales y localizadas. 

Según estos expertos: "nuestra recomendación sería que los padres y cuidadores den miel a intervalos regulares, en ese período de tiempo antes de que el niño llegue al hospital, mientras que los médicos en el hospital pueden dar sucralfato antes de retirar la batería". Lo recomendado por este equipo es una cucharadita de miel cada 5-10 minutos, hasta que llegue a ser atendido por un equipo médico.  

En cualquier caso, antes de llegar a este punto, es preferible que nosotros seamos conscientes de las debilidades de los niños por los objetos pequeños y, nunca, bajo ninguna circunstancia, ni por tan solo un segundo, dejemos pilas u objetos pequeños a su alcance.