Qué hacer ante un atragantamiento en los niños

Manera de actuar ante un atragantamiento en los niños

No hay nada que dé más miedo a un padre que el niño se pueda atragantar. Existen muchos casos de atragantamiento en niños y muchos de ellos con final feliz.

El atragantamiento de los niños es algo que se puede solucionar de una manera eficaz por los padres siempre que se sepa hacer correctamente.

Aquí te dejo algunos consejos para evitar que el niño se pueda atragantar, y las pautas a seguir cuando un niño se atraganta.

Cómo actuar ante un atragantamiento en los niños

Qué hacer ante un atragantamiento en los niños

La mejor manera de ayudar a nuestros hijos es evitando que el atragantamiento se produzca.

Consejos para evitar que haya atragantamientos

- No cortar las salchichas de forma circular, ya que se puede quedar atascada en la tráquea del niño.

- Evitar que jueguen con juguetes con piezas pequeñas.

- Evitar hacer reír a los niños mientras comen.

- Cuando son muy pequeños no debemos darles caramelos.

- Que no jueguen con bolsas de plástico.

- No dejarles que chupen o muerdan los globos hinchables.

Qué hacer ante un atragantamiento en los niños

El atragantamiento común se denomina Ovace en el argot médico, cuyas siglas quieren decir: obstrucción de la vía aérea por un cuerpo extraño, y puede desencadenarse por una obstrucción completa o parcial de la vía aérea por cuerpos extraños que, normalmente, suelen ser alimentos.

Realizando las maniobras adecuadas se puede evitar una muerte accidental.

Lo más importante es actuar rápido, en cuanto oigamos al niño toser, y todavía está consciente.

¿Cómo podemos saber si se está ahogando? Un gesto muy característico de atragantamiento es cuando el niño se aprieta o se lleva las manos a la garganta en sentido de asfixia.

Como anteriormente hemos comentado, podemos encontrarnos con 2 tipos de obstrucción: completa o parcial.

1- Cuando presenta una tos efectiva: esto quiere decir que el niño todavía tose y puede respirar, aunque esté angustiado, por tanto se trata de una obstrucción parcial o ligera de la vía aérea.

2- Cuando presenta una tos inefectiva: quiere decir que puede toser pero sin poder coger aire, lo que significa que hay una obstrucción completa o severa de la vía aérea. En este caso el niño no podrá hablar o respirar, y si no se soluciona rápidamente puede llegar a la pérdida de conciencia en poco tiempo.

¿Cómo debemos actuar ante el atragantamiento?

Las maniobras que vamos a realizar siempre se realizarán a niños mayores de un año, ya que los bebés no pueden obedecer las indicaciones que les hagamos ante esta situación.

Se actuará de maneras distintas dependiendo de cómo se encuentre el niño:

A) Si el niño está consciente y con capacidad para toser:

1. Anímale a toser, cuanto más mejor.

2. Nunca le golpees en la espalda.

B) Si no reacciona pero todavía está consciente, pero debilitándose o dejando de toser:

1. Aplicar 5 golpes en la espalda, entre las escápulas del niño, con el talón de la mano, e inclinando el cuerpo del niño hacia adelante a la vez, y comprobando, después de cada golpe, si este ha sido efectivo o no.

2. Si no fueran efectivos los golpes en la espalda, comenzaremos con la maniobra de Heimlich.

Cómo hacer la maniobra de Heimlich en los niños

Se realizará en aquellos niños mayores de un año y que se pueden mantener de pie por sí solos.

Hay que tener en cuenta que el objetivo es solucionar la obstrucción con cada palmada o compresión, no es necesario dar los 5 golpes si ya se ha solucionado.

El procedimiento es muy similar en los adultos pero con algunas diferencias:

- Nos colocaremos a una altura proporcional del niño.

- Rodearemos con los brazos al niño por detrás y colocaremos nuestras manos entre el final del tórax y el ombligo, en la zona de la boca del estómago.

- Colocaremos el puño, con el pulgar hacia adentro, y sujetándolo firmemente con la otra mano.

- Para que la maniobra sea efectiva debes inclinar ligeramente al niño hacia delante y aplicaremos 5 compresiones rápidas hacia adentro y hacia arriba con el puño de una manera seca.

- Es posible que se tenga que repetir varias veces el procedimiento de 5 golpes en la espalda/ 5 compresiones abdominales.

C) Si no resulta ser efectivo y el niño pierde la consciencia:

1. Lo primero es llamar a los servicios de emergencia.

2. Colocaremos al niño con cuidado en el suelo.

3. Revisaremos de nuevo el interior de la boca, por si el objeto se pudiera retirar. Únicamente si se puede alcanzar fácilmente con un dedo, introduciremos el dedo en la boca del niño en forma de gancho, y arrastraremos hacia afuera. Si nos vemos el objeto dentro de la boca nunca intentaremos meter el dedo por la garganta, ya que podríamos introducir más el objeto y obstruir más la vía aérea.

 4. Iniciaremos lo más rápido posible la RCP o maniobra de resucitación cardiopulmonar (30 compresiones/ 2 ventilaciones).