10 alimentos peligrosos porque pueden provocar atragantamiento en niños

Atragantamiento en niños: con qué alimentos debemos extremar la precaución

No te queremos asustar, ni mucho menos, pero en un país como España mueren anualmente 2500 personas por asfixia secundaria a atragantamiento. Un porcentaje de ellos corresponde a la población infantil.

Aunque esta forma de accidente es mucho menos frecuente que otros (como los accidentes de tráfico o los ahogamientos), a continuación te recordaremos diez alimentos pueden provocar atragantamiento en niños, son alimentos que han demostrado ser más peligrosos en este sentido. Con ello, te queremos avisar para pongas todas las precauciones posibles cuando se los des a tus hijos. 

Alimentos peligrosos que provocan atragantamiento en niños 

Alimentos que provocan atragantamiento en los niños 

1- Las salchichas son el alimento más peligroso. Su forma cilíndrica y su gran deformabilidad favorecen que este alimento se impacte bajo la faringe, justo en la entrada de las vías respiratorias, donde pueden llegar a producir una obstrucción total. De ahí que nunca debemos bajar la guardia cuando le damos salchichas a un niño, sobre todo si es pequeño. Es el alimento que mayor tasa de ingresos por atragantamiento genera, así como el más letal. No es un alimento ni mucho menos imprescindible: con eso te decimos todo.

2- Caramelos y dulces duros. Son los alimentos que más atragantamientos y casos de asfixia producen en los niños mayores de cuatro años, y el segundo en cuanto a letalidad, tras las salchichas. Son especialmente peligrosos a partir de los cuatro años, pues el niño ya tiene más confianza en su propia capacidad de deglución, y puede tragar íntegro el caramelo. Si este pasa a la vía aérea, habrá riesgo de que obstruya. Ya tienes una razón más para no dárselos a los peques, o para reducir al máximo posible su consumo.

3- Uvas. Su sabor dulce, su textura blanda y su forma ovalada atrae a los niños. Se trata de una fruta muy saludable, llena de antioxidantes. Pero implica también cierto peligro cuando los niños las comen. Supone el tercer alimento más potencialmente letal por atragantamiento.

4- Carne. La carne aporta hierro, zinc, proteínas de alto valor biológico. Cuando se la demos a nuestros hijos, hemos de ser especialmente meticulosos. En especial, recomendamos cortar los filetes en trozos razonablemente pequeños, pues la carne es el cuarto alimento en cuanto a letalidad se refiere.

5- Cacahuete. Los cacachuetes no son frutos secos, sino leguminosas. Implican riesgo de aspiración; de hecho, en Estados Unidos, son el alimento más implicado en atragantamientos, y el quinto en cuanto a letalidad. Otras legumbres, como garbanzos, lentejas y judías son mucho menos peligrosas, y por tanto, más aconsejables. 

6- Zanahoria. Llena de carotenos y de masticación agradable, la zanahoria gusta mucho a los niños. Pero el menor ha de masticarla debidamente si no quiere que esta verdura le juegue una mala pasada.

7- Galletas. Ojo con ellas, sobre todo en los más pequeños. No aportan ventajas nutricionales (muchas de ellas son una fuente importante de azúcares libres), y conllevan cierto riesgo.

8- Manzanas. A esta fruta le ocurre como a la zanahoria. El niño la debe masticar muy bien antes de tragarla, siempre y cuando se coma cruda. Asada, por ejemplo, no genera problemas. 

9- Palomitas de maíz. La costumbre generalizada de comer grandes cantidades de palomitas saladas o dulces (ambas opciones no son nada saludables) mientras se ve una película, con el niño distraído, puede ser una fuente peligrosa de accidentes. 

10- Pan. Todo un símbolo de la gastronomía española, y fuente de salud si se consume en su versión integral, el pan es también uno de los alimentos más potencialmente peligrosos de atragantamiento.