Cómo actuar correctamente si un niño se atraganta - Riesgo de asfixia

Guía de primeros auxilios para prevenir atragantamientos infantiles

Adriana Méndez
Adriana Méndez Escritora y redactora
Revisado por Nerea Moya, Técnico Emergencias, el

Aprender sobre primeros auxilios es esencial para nuestra vida y la de nuestros hijos, pues, al saber cómo responder con efectividad ante alguna emergencia, nos ahorramos algún problema grave a futuro. A continuación te contamos cómo actuar correctamente en caso de que un niño se atragante y haya riesgo de asfixia. Te explicamos las maniobras de primeros auxilios adecuadas en caso de atragantamiento de bebés o niños mayores de un año.

¿Qué hacer cuando un bebé se atraganta y deja de respirar?

Cómo actuar si un niño se atraganta

Para responder a emergencias como el atragantamiento de un niño es necesario en un primer momento, mantener la calma, ya que así podemos enfocarnos en lo que el bebé necesita.

En primer lugar, hay que diferenciar si se trata de un atragantamiento parcial (las vías respiratorias no están completamente atoradas, el niño hace sonidos y, por tanto, debemos animarle a toser) o total (las vías respiratorias están totalmente taponadas y el aire ni sale ni entra). En caso de atragantamiento total (no hay sonidos y como consecuencia el pequeño no puede respirar) debemos empezar con las maniobras de primeros auxilios. Si el bebé es menor de 1 año:

 

- En este caso, se coloca al bebé boca abajo sobre el antebrazo para darle 5 golpes enérgicos en la espalda (entre los hombros) para que el bebé expulse el objeto que causa el atragantamiento.

- Si observas que el objeto aún no ha salido, entonces coloca al bebé boca arriba sobre tu antebrazo, cuidando su cuello y realiza 5 compresiones abdominales con los dedos índice y medio.

Se repite este proceso hasta que el niño logre expulsar el objeto o hasta que se quede inconsciente (al ver una relajación profunda de brazos y cabeza) entonces se pasa a hacer RCP. No olvides, por otro lado, pedir a algún adulto que esté cerca que llame a emergencias cuanto antes o llama tú en cuanto te sea posible.

¿Cómo actuar si un niño mayor se atraganta?

El riesgo de asfixia en los niños

En el caso de que quien se atragante, con riesgo de asfixia, sea un niño mayor de un año, los primeros auxilios a realizar son los siguientes:

- Comprobar si hay algo atorado en su garganta que está causando la asfixia. Esto se puede saber con facilidad cuando el niño tose de manera desesperada y sin pausa, lo cual indica que está tratando de sacar ese objeto.

- Alentar al pequeño a que siga tosiendo con más fuerza para que expulse el objeto.

- Si vemos que el niño ya comienza a cansarse o el objeto se ha desplazado hacia abajo, impidiéndole respirar, su piel se torna de un color amoratado y hace señales de que no puede respirar (colocando sus manos en su garganta), pero aún está consciente. Se inclina al niño hacia adelante para darle 5 golpes en medio de los hombros.

- Si de esta forma el niño no deja de atragantarse, a continuación, buscamos el ombligo del niño, medimos dos dedos por encima de este para colocar nuestro puño, haciendo fuerza hacia dentro y arriba por 5 veces

- De igual manera que en el anterior, se repite el proceso hasta que logre expulsar el objeto o quede inconsciente y se marque a emergencias. Una vez más, cuanto antes llames al servicio de urgencias, antes llegarán a tu casa o te podrán ir guiando, paso a paso, para que puedas realizar correctamente las maniobras de primeros auxilios que tus hijos necesitan.

Guía de primeros auxilios para evitar atragantamientos infantiles

Guía de primeros auxilios infantiles

Existen alimentos perjudiciales para los niños, ya que pueden causar alergias o ser demasiado pesados que hacen que se atraganten con ellos. Por eso es necesario tener estos consejos a la mano para evitar que se atraganten o asfixien los niños al comer.

1. Consultar con su pediatra para conocer la evolución de la alimentación de los niños. Así podemos estar seguros de que lo que comen es lo ideal para ellos y no lo que creamos nosotros que puedan comer por su edad. Además, introducir los alimentos uno por uno, en lugar de todos a la vez. Así como reconocer cuáles pueden tener tendencias a atorarse en la garganta de los pequeños.

2. Los frutos secos pueden ofrecerse a partir de los 6 meses pero, debido a su forma, textura y tamaño, es importante que los introduzcamos rayados o en cremas. En papilla podría ser una buena opción.

3. De igual manera hay que tener cuidado con los alimentos que tienen varias texturas. Como por ejemplo, las naranjas y las uvas que poseen piel, carne y jugo, donde alguno de ellos puede introducirse abruptamente a la vía respiratoria.

4. No es necesario limitar los ingredientes que ofrecemos a los bebés a partir de los 6 meses, pues podría favorecer la aparición de alergias. Pero sí que debemos presentarlos de la manera correcta para evitar atragantamientos.

Cuando comenzamos a introducir los sólidos, los alimentos deben tener forma de 'finger food' (comida que se pueda coger con las manos), que se pueda aplastar con los dedos (ya que es la fuerza equivalente que los niños pueden hacer con la lengua en el paladar) y, en caso de los alimentos 'peligrosos' como las uvas, deben ofrecerse con un corte correcto.

Cómo evitar el riesgo de asfixia en los niños

Atragantamiento en los niños al comer

No solo hay que cuidar las comidas que se le dan a los pequeños, sino vigilar los hábitos a la hora de comer. Existen niños que para entretenerse buscan correr en la cocina, dar vueltas por el comedor, etc. Cosa que fomenta el que se atraganten con sus comidas. Por eso hay que tener en cuenta estos consejos extras para prevenirlo:

- Hacer una clara distinción entre el momento de la comida y el momento del juego; jamás deben mezclarse. Ya que se convierte en un riesgo para los niños.

- Evitar mirar la televisión o el celular mientras se está comiendo, pues causa que los niños se distraigan y puedan atorarse con su comida.

- Tomar en serio el peligro de atragantamiento. Muchas personas no cuidan lo que comen ni cómo lo comen y por ello pueden atragantarse con sus alimentos, lo cual puede traer consecuencias muy graves.

También es necesario vigilar los objetos pequeños que hay en la casa, como decoraciones, pilas o juguetes, ya que los niños pequeños al ser tan curiosos, pueden llevarse cualquier cosa a la boca.

Como nunca sabes cuándo vas a tener que actuar porque tus hijos se están atragantando, es importante conocer la guía de primeros auxilios para saber qué hacer en caso de riesgo de asfixia.

Puedes leer más artículos similares a Cómo actuar correctamente si un niño se atraganta - Riesgo de asfixia, en la categoría de Primeros auxilios en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: