Qué hacer ante un atragantamiento en bebés

Maniobra de Heimlich en bebés

Andrea Blanco Ramírez
Andrea Blanco Ramírez Enfermera del Hospital Puerta de Hierro

Los bebés tienen la costumbre de llevarse todo lo a la boca, esa es su manera de sentir el mundo, con lo que no es extraño que se produzcan atragantamientos con monedas o juguetes.

Aún así, la mayoría de los casos se producen por atragantamientos con alimentos como los frutos secos o los caramelos, e incluso con alimentos que componen el menú diario de los bebés, como son trozos de frutas o verduras que no se han deshecho completamente en las papillas.

Este es un dato muy preocupante, ya que el 90 % de las muertes por aspiración de cuerpo extraño ocurre en niños menores de 5 años. De los cuales el 65 % de las víctimas son lactantes.

Por lo tanto, saber qué hacer ante un atragantamiento en bebés es vital para poder salvar la vida de un niño en un momento determinado.

Cómo actuar ante un atragantamiento en bebés

Atragantamiento en los bebés

A la hora de actuar ante un atragatamiento en bebés, es importante saber que no se practica de la misma manera esta maniobra en bebés que en niños.

En este caso os mostraré cómo hacer la maniobra de Heimlich en bebés menores de un año.

Cómo practicar la meniobra de Heimlich en bebés

A- Si hay una obstrucción leve, se producirá lo que llamamos tos efectiva, es decir, el bebé toserá para eliminar el objeto de su boca pero podrá respirar y coger aire. En este caso debemos animarle a toser y no darle golpes en la espalda.

B- Si hay una obstrucción grave, el bebé tendrá una tos inefectiva, es decir, no podrá coger aire tras toser. En ese caso debemos actuar rápidamente y pedirle a alguien que llame a los servicios de urgencia, mientras nosotros comenzamos con la maniobra.

          - Si el bebé se encuentra consciente, colocaremos al bebé en nuestro antebrazo, boca abajo. Sujetaremos la boca del bebé con nuestros dedos, abriéndosela, y procederemos a darle 5 golpes secos o palmadas firmes entre las escápulas. Debemos intentar que el objeto salga por la boca del bebé.

          - Si los golpes no han sido efectivos, colocaremos al niño en nuestro antebrazo boca arriba, y colocaremos dos o tres dedos en la línea media imaginaria del pecho, entre los dos pezones, y le aplicaremos 5 compresiones torácicas.

          - Continuaremos la serie hasta que ocurran 2 situaciones: que el objeto que obstruía la vía aérea sea expulsado, o por el contrario, el bebé pierda la consciencia.

          - Al quedarse inconsciente el bebé procederemos a realizar la RCP, mientras llegan los servicios de urgencia.

 Un consejo que es muy importante seguir, aunque sabemos que es muy complicado, es mantener la calma en todo momento y la cabeza fría, para poder actuar con determinación en el momento adecuado.