Alimentos que hidratan a los niños

Alimentación infantil que nutre e hidrata

Es importante una buena hidratación del organismo para que nuestros niños se mantengan sanos y con energía. Cuando hablamos de hidratación inmediatamente pensamos en el agua o en otras bebidas, pero a través de los alimentos también debemos proporcionar a nuestro cuerpo la hidratación que necesita. Hemos buscado lo alimentos que más hidratan a los niños.

Frutas y verduras para hidratar a los niños

Niños toman zumo de fresas

1. Frutas: Uno de los alimentos que más hidratación aporta a los niños son las frutas. No solamente en forma de jugos o zumos naturales, sino que cada pieza de fruta es una fuente importante de vitaminas, minerales y también de agua. La sandía y el melón son las frutas estrella en cuanto a hidratación infantil, seguidas muy de cerca por las deliciosas fresas, la piña, la naranja y las uvas.

2. Verduras: Por su parte, las verduras también aportan una gran cantidad de agua que ayuda al correcto funcionamiento del organismo. La lechuga, el pepinillo y las espinacas se colocan en cabeza de la lista de verduras hidratantes, pero también hay que tener en cuenta a los tomates, las cebollas y las acelgas. Y si las verduras siguen siendo el caballo de batalla de tus niños, trata de buscar recetas divertidas con estas verduras para reducir su rechazo.

Otros alimentos que hidratan a los niños

Insistimos en la importancia de la hidratación en los niños porque debido a su ritmo de vida necesitan hidratarse más incluso que los adultos. Pero como ocurre con todos los aspectos relacionado con la alimentación infantil, también es una cuestión de educación y de ejemplo en la familia. Si desde pequeños acostumbramos a los niños a disfrutar de una alimentación sana y equilibrada, lograremos para ellos una mejor calidad de vida en la edad adulta.

Si las frutas y las verduras son importantes en la alimentación infantil y no solo por su faceta hidratante, no lo son menos las sopas y cremas que también tienen un gran aporte de agua. Sopas, cremas, frutas y verduras son además alimentos bajos en calorías, por lo que al mismo tiempo que mantenemos a los niños hidratados estaremos previniendo la obesidad infantil, un problema al que debemos estar muy atentos.

La pregunta que todos los padres se hacen respecto a la hidratación de los niños es si todas la bebidas hidratan. La respuesta es claramente no. Mientras que el agua y los zumos naturales se pueden consumir en la cantidad que se desee, los refrescos no aportan ningún beneficio para la nutrición de los niños y ni siquiera se pueden contar entre las bebidas que hidratan.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com