Un bebé de dos años sale de una guardería y va solo por la calle

¿Cómo es posible que un bebé de apenas dos años salga de una guardería y se quede deambulando sólo por la calle durante tres cuartos de hora? No sé qué haría si esto ocurriera a mí hija. Seguramente lo primero que haría sería sacarla de la guardería. Pero, y después, ¿quién se haría cargo de mi hija? ¿A quién le confiaría su seguridad y protección?

Me pregunto si nadie se dio cuenta que faltaba un bebé. La directora de la guardería dijo que una de las cuidadoras sí se dio cuenta y lo estuvo buscando hasta que llegaron juntos a la Policía Nacional, en Arona, sur de Tenerife. Después de estar un buen rato caminando por las inmediaciones de una plaza y de una oficina de Correos, el bebé fue encontrado por otro niño de unos 10 años de edad, quién lo llevó de la mano a un bar, donde los empleados contactaron con la Policía. Menos mal al bebé no le pasó nada más grave.

La seguridad de los niños en las guarderías

Me pongo en la piel de los padres de este bebé, y me imagino lo sorprendidos, preocupados, y decepcionados que estarán con la irresponsabilidad de los que estaban a cargo de su bebé. Ya he oído decenas de historias de niños que se escapan de las escuelas, colegios, para comprarse chuchería en la tienda de la esquina, o para irse a merendar a casa, o simplemente jugar con la pelota en la calle. Pero jamás había oído hablar de bebés. No creo que un bebé de dos años se tome la decisión de escaparse de una guardería, y mucho menos por algo. Salió porque no encontró límites, ni seguridad, ni nadie para impedir que lo hiciera. Si es algo que uno aprende cuando se escucha este tipo de noticia, es que siempre tenemos que estar vigilantes con nuestros hijos y con todo lo que rodea su seguridad. Vilma Medina. Editora de GuiaInfantil.com