Demasiados niños en los anuncios de publicidad

No sólo es importante que los padres protejan a sus hijos de los atrayentes y llamativos anuncios publicitarios, como también que controlen la utilización de sus pequeños en los medios de publicidad. Sólo en la televisión uno de cada tres niños protagoniza alguna publicidad.

Los niños se están convirtiendo en grandes consumidores precoces y al mismo tiempo en un llamativo recurso para incitar en las decisiones de compras de los adultos. Los niños protagonizan anuncios de alimentos, de viajes, automóviles e incluso de promociones de viviendas, presentando incluso de forma negativa a los padres que niegan a sus hijos determinados productos o servicios. Según el pediatra Joaquín Ortiz, especialista que realizó un estudio acerca de la utilización de los niños en la publicidad televisiva, la presencia de los menores no se justifica en la mitad de los anuncios en los que aparecen, ni como consumidor ni como destinatario del mensaje, aunque su imagen prevalece por encima de otros.

Niños en anuncios de publicidad

Él revela que lo que justifica la omnipresencia de los niños en los anuncios es su creciente influencia sobre el consumo familiar y el interés por incorporar cuanto antes a los niños a la actual sociedad de consumo en la que vivimos. La aparición de los niños en los anuncios busca crear una corriente de simpatía hacia el producto anunciado. En razón del Día Mundial de los Derechos de los Consumidores que se celebró el último domingo, FACUA-Consumidores en Acción, llama la atención para su lucha contra los abusos que sufre la infancia, acosada y explotada por el marketing de números sectores empresariales, y reclama cambios normativos para frenar la explotación infantil en la legislación publicitaria española y europea. La asociación advierte que la publicidad dirigida a los niños debe estar regulada por los padres, los educadores, los medios de comunicación y las propias empresas anunciantes. Otro de los recursos más eficaces para a href="http://www.guiainfantil.com/educacion/efectostele.htm">proteger a los niños contra la manipulación publicitaria consiste en educarles para el uso crítico de los medios, utilizándolos como instrumentos. La Ley 25/1994, de 12 de julio, establece en su artículo 16, sobre la “protección de los menores frente a la publicidad y la televenta”, que “no deberá incitar” a éstos “a que persuadan a sus padres o tutores, o a los padres o tutores de terceros, para que compren los productos y servicios de que se trate”. Y va a más. Establece que “en ningún caso deberá explotar la especial confianza de los niños en sus padres, en profesores u o en otras personas”. Vilma Medina. Editora de GuiaInfantil.com