Intolerancia a la lactosa: un diagnóstico deseado

Es muy importante identificar la intolerancia a la lactosa a la edad más temprana posible. La lactosa es un azúcar presente en casi todas las leches de los mamíferos, y cada vez hay más niños a los que se les diagnostica su intolerancia, cuestión que nos complica algo la alimentación de nuestro hijo, ya que gran parte de los productos elaborados son lácteos y contienen lactosa.

Un diagnóstico a tiempo es muy relevante, y si no, podemos preguntárselo a Casey Stoner, campeón del mundo de MotoGP. Después de numerosas molestias y muchos quebraderos de cabeza, su médico le dijo, finalmente, que tenía una intolerancia a la lactosa. Con una nueva dieta, unida a un periodo de descanso, logró recuperar la salud para volver a la acción en plenitud de facultades y contentísimo de conocer la causa de sus trastornos.

La intolerancia a la lactosa en los bebés

Bebé toma leche

Como dice un médico sabio que conozco: "no existe nadie completamente sano, sólo es que está sin diagnosticar". Si el diagnóstico correcto y temprano de alergia a la lactosa pasa por un campeón del mundo, me pregunto cuántos bebés y niños con intolerancia a la lactosa (o a otras sustancias) hay sin diagnosticar, mientras sus padres intuyen, que algo les ocurre, sin saber cuál es la causa y la solución. En este caso bastaría con eliminar la lactosa de la alimentación del niño. Reconocer algunos síntomas que pueden indicarnos una posible intolerancia a la lactosa puede sernos de ayuda y ante, cualquier sospecha en este sentido, debéis acudir a vuestro pediatra para que realice a vuestro hijo los análisis pertinentes.

Síntomas de la intolerancia a la lactosa

Existen distintos grados de intolerancia a la lactosa y los síntomas más frecuentes son:

- Molestias abdominales: dolores, espasmos o hinchazón
- Diarreas con deposiciones ácidas
- Estreñimiento. En los niños, un estreñimiento prolongado acompañado de dificultad y dolor a la hora de evacuar, puede ser un signo de intolerancia a la lactosa.
- Flatulencia
- Vómitos
- Comportamiento irascible, aunque no coincida exactamente con el momento en el que el bebé o niño toma la leche.

Patro Gabaldón. Redactora de GuiaInfantil.com

PROMOCIÓN
Cómo proteger al bebé de la rozadura del pañal

Con las altas temperaturas del verano surge uno de los problemas de piel más comunes en los bebés: la rozadura del pañal, un proceso inflamatorio agudo, localizado en el área cubierta por el pañal, que afecta a los niños de pocos meses de vida.