Niño padece un tipo de cáncer más raro del mundo

Se denomina Leptomeníngea oligodendroglial diseminado y es un tipo de cáncer que afecta al sistema nervioso central del cerebro y la columna de George McIntosh, un niño escocés de apenas 6 años de edad. Es considerado el tumor más raro del mundo ya que hasta hoy solo nueve personas adultas en el mundo lo ha padecido. Así que George es el primer niño a desarrollar esta enfermedad.

Cómo se ha diagnosticado el tumor en el niño

El cáncer más raro en el mundo es diagnostica en un niño

Esta enfermedad que se ha vuelto un desafío para los médicos, fue diagnostica hace un año en George tras una visita al hospital para una consulta sobre el estrabismo que repentinamente el niño había desarrollado en uno de sus ojos. En el hospital, observaron que él tenía una inflamación en su cerebro. Al principio, los médicos pensaron que George tenía meningitis o tuberculosis, por lo que le dieron tratamiento para estas enfermedades. Unos meses después, durante un examen de rutina, se dieron cuenta que se habían equivocado con el diagnostico. Tras una biopsia de la columna vertebral del niño, detectaron un tumor raro.

Como se trata de algo nuevo, todo el tratamiento que recibe George, a través de sesiones de quimioterapia y cirugías, es experimental. Aunque, felizmente, el cáncer es de grado bajo y benigno, George tiene que seguir con los exámenes para controlar la evolución de la enfermedad. Según Julie, la madre del niño, ‘esta enfermedad ha cambiado nuestras vidas. Vivimos el día a día, disfrutando de todas las pequeñas cosas que nos pasan’.

El vínculo entre los hermanos

En este tiempo que George lleva con el tratamiento, su hermano Archie ha sido un gran apoyo para él. Su madre explica que ‘hay un vínculo especial entre ellos. Me emociono de ver uno apoyando al otro. Cuando Archie se encuentra triste, George es capaz de levantarse de su sillas de ruedas para abrazarle. Y cuando George, por los efectos de la quimioterapia, vomita y se siente mal, Archie es el primero para ayudarle y consolarle’.