Consejos para padres de hijos tartamudos

Cómo hablar con un niño que tartamudea

Indistintamente de la etapa de tartamudez en la que se encuentra el niño, el apoyo de la familia, los amigos, profesores, etc., es fundamental para su futuro. Eso quiere decir que aunque el tratamiento sea el adecuado, el niño solo presentará resultados positivos, si cuenta con un entorno positivo a su alrededor. Por eso es importante que atentemos para algunas pautas que pueden ayudar a que los familiares y amigos del niño puedan ayudarlo.

Cómo ayudar a niños con tartamudez

Padre con niño

- Evitar la corrección cuando hable el niño tartamudo;

- Evitar críticas, burlas, o castigos, a un niño tartamudo

- No intentar ayudarlo a que complete la palabra que quiere transmitir

- Darle todo el tiempo que él necesite para hablar;

- No ponerle cara de susto, o demostrar impaciencia al hablar con el niño tartamudo

- Estimular y fomentar el clima de comunicación;

- Compartir y realizar juegos no directivos al niño

- Contar cuentos al niño

- Reconocer su problema y dificultad

- Corregir solamente en casos muy específicos, pero de forma positiva

- Proporcionar un clima relajado en el hogar, que estimule al habla del niño tartamudo 

- Escuchar atentamente al niño

- Hablar pausadamente con el niño puede ayudarle a hablar de la misma forma

- Si el niño saca el tema, hable con él acerca de su problema

La Fundación Española de la Tartamudez recomienda

- Evite hacer comentarios como habla más despacio o no te pongas nervioso. En lugar de ayudarle, esos comentarios le hará todavía más tenso y nervioso.

- Sea paciente. No intente ayudar a un tartamudo a hablar

- Intente transmitir a la persona tartamuda que lo más importante es lo que dice y no cómo lo dice

- No intentes competir con el tartamudo en el habla

- Cuando hable con un tartamudo, intenta comportarse igual que lo hará con otra persona 

- No felicite al que tartamudez cuando él consigue completar alguna frase difícil Recuerda que la tartamudez no quiere decir que la capacidad intelectual del que la sufre, es más pequeña.

Las personas que tartamudean son tan inteligentes como las que hablan con fluidez. Genios como Newton eran tartamudos. Por su dificultad verbal de decir alguna palabra, los tartamudos suelen sustituirla por algún sinónimo, lo que hace con que ellos desarrollen una capacidad verbal mucho más rica y desarrollada.

Son más rápidos de pensamiento en sustituir palabras y frases. Recuerda que el sufrimiento de los tartamudos llega a ser más grande que su dificultad para hablar. El sufrimiento de los niños con tartamudez muchas veces empieza en la escuela, donde pueden ser objeto de risas o burlas por parte de sus compañeros. Eso le podrá cambiar el carácter, y hacer con que vuelva más solitario.

Fuentes consultadas
- Fundación Española de la Tartamudez y Consumer.es