Botiquín de primeros auxilios

Es aconsejable tener un botiquín de primeros auxilios en casa

Es importante tener en casa un botiquín de primeros auxilios, para poder administrar un primer auxilio efectivo hasta la llegada del personal sanitario. Los niños son más proclives a los accidentes domésticos y los botiquines de primeros auxilios se pueden comprar hechos en estuches comercializados o bien podemos hacer uno nosotros mismos con todo lo necesario.

Cualquier caja de metal o de plástico, que cierre herméticamente, puede servir de botiquín. El único requisito que debe cumplir es ser fácilmente transportable.

Uso del botiquín de primeros auxilos

Debe colocarse lejos de una fuente de calor y en un lugar ni demasiado seco ni demasiado húmedo. Es importante que esté fuera del alcance de los niños y que periódicamente revises la fecha de caducidad de los productos. Conviene que esté pensando para usarlo en primeros auxilios y no contenga medicamentos de uso habitual.

Botiquín de primeros auxilios

¿Qué debe contener un botiquín?

Material de autoprotección:

- Mascarilla de protección para realizar ventilaciones.

- Toallitas limpiadoras sin alcohol.

- Guantes de vinilo de un sólo uso.

Material de curas:

- Suero fisiológico en envases de plástico.

- Gasas para cubrir heridas o quemaduras.

- Esparadrapo hipoalergénico de papel o de plástico.

- Tiritas en bandas. Las bandas se pueden adaptar mejor al tamaño de la lesión.

- Analgésicos y antitérmicos.

- Antisépticos: clorhexidina y alcohol 70%.

- Pañuelos.

- Tijeras de punta redonda.

- Pinzas.

- Dos bolsas de frío térmico.

- Termómetro.

- Linterna con pilas de recambio.

- Bloc de notas con un lápiz.

Fuente consultada: Primeros Auxilios de niños y bebés. Cruz Roja.