Viajar a Atenas con niños. Monumentos para visitar

Los mejores rincones para una escapada a Atenas con los niños

Guiainfantil.com

Atenas conserva los vestigios de la más gloriosa civilización. Ciudad descomunal cargada de historia, arte y cultura, exige mirarla con atención, desde la perspectiva de estar recorriendo un lugar único en el mundo. 

Además de la famosa e imprescindible Acrópolis, en Atenas hay otros muchos lugares donde volver la vista atrás y empaparse de la cultura de la Grecia clásica. Pensando en los más pequeños podremos visitar, por ejemplo, el Estadio Panatenaico, donde se sentirán como auténticas estrellas del deporte.

Monumentos en Atenas

Acrópolis de Atenas

Acrópolis

La Acrópolis, el lugar turístico más importante de Atenas y de Grecia se alza majestuosa sobre una colina de 156 metros de forma que es visible prácticamente desde todos los puntos de la ciudad.

Los restos de la antigua ciudad griega se iluminan de noche creando una atractiva imagen que es fotografiada continuamente por los miles de turistas que visitan Atenas cada día.

El complejo de la Acrópolis contiene importantísimas construcciones como el Partenón, el Erecteion, el Templo de Atenea Niké y los Propileos: las monumentales puertas de acceso a la Acrópolis, encargadas por Pericles en el año 437 a.C.

Templo de Zeus Olímpico

Construido entre los siglos VI y II a.C. en honor al dios Zeus Olímpico, el Olimpeion o Templo de Zeus Olímpico fue un grandioso templo de mármol con 104 columnas corintias de 15 metros de altura.

Aunque hoy en día solo quedan 15 de sus columnas no resulta difícil imaginarse cómo fue el Templo en otra época, cuando ningún otro en el Pelonponeso le superaba en tamaño. La decimosexta columna fue derribada en 1852 por un temporal y puede verse en el suelo, en el mismo lugar en el que cayó.

En una de las esquinas del templo se encuentra la Puerta de Adriano, un gran arco de mármol de 18 metros de altura construido en el año 131 d.C. y que marcaba la separación de la ciudad antigua y la ciudad moderna.

El Templo de Zeus Olímpico se encuentra al este de la Acrópolis, entre las avenidas Syngrou y Vasilissis Olgas.

El horario de visita es de 8:30 a 15:00 horas, todos los días.

La entada cuesta 2 euros.

El Ágora Antigua de Atenas

El Ágora Antigua de Atenas es una visita imprescindible por dos razones. En primer lugar porque es la ubicación de mayor importancia de la Grecia Clásica ya que en este recinto se concentraba la vida política, social y comercial de la ciudad. Y, en segundo lugar, porque podemos apreciar el Templo de Hefesto, uno de los mejor conservados de la antigüedad, construido entre los años 460 y 415 a.C.

Aunque de la mayoría de las construcciones de el Ágora Antigua apenas quedan restos, el imponente Templo de Hefesto nos permite imaginarnos cómo era la vida en este emblemático lugar. 

En el que fuera el antiguo edificio de la Stoa de Átalo, se levanta hoy un interesante Museo del Ágora Antigua con multitud de joyas, monedas y utensilios encontrados en las diferentes excavaciones realizadas en el lugar. 

El Ágora Antigua está junto a la calle Adrianou, al Oeste de Monastiraki.

El horario de visita es de 8:30 a 15:00 horas, todos los días.

La entrada cuesta 12 euros y es combinada junto con la Acrópolis, Ágora romana, Teatro de Dionisio, Kerameikos, Templo de Zeus Olímpico y Biblioteca de Adriano.

Qué ver en Atenas

Teatro de Dioniso

Ubicado en el desnivel de la ladera sur de la Acrópolis, el Teatro de Dioniso se construyó durante el siglo VI a.C. y tenía capacidad para 17.000 espectadores.

Este lugar es especial ya que es dónde se celebraron las primeras manifestaciones teatrales de Atenas, que en un principio, surgieron como danzas y representaciones de mimos celebradas en honor al dios Dioniso.

Aún hoy son perfectamente visibles las gradas y la primera fila de asientos, en otra época de mármol, que se reservaban para los ciudadanos más ilustres.

El Teatro de Dioniso se encuentra en la ladera sur de la Acrópolis.

El horario de visita es de 8:30 a 15:00 horas todos los días. 

La entrada cuesta 12 euros y es combinada junto con la Acrópolis, Ágora romana, Teatro de Dionisio, Kerameikos, Templo de Zeus Olímpico y Biblioteca de Adriano.

Estadio Panatenaico

El Estadio Panatenaico no atesora tantos siglos de historia como otros de los monumentos relevantes de la capital griega, pero es célebre por ser el lugar donde se celebraron los primeros Juegos Olímpicos de nuestra era, en el año 1896.

La visita resulta divertida para los niños ya que pueden recorrer las gradas para hacerse pasar por nerviosos espectadores, demostrar su velocidad en la pista de atletismo e incluso fotografiarse sobre el podium como deportistas y junto a los célebres anillos olímpicos.

Para llegar al Estadio Panatenaico, dirígete a la esquina sureste del Jardín Nacional.

El horario de visita es de 8:00 a 19:00 horas entre los meses de marzo a octubre. El resto del año, cierra dos horas antes.

El precio de la entrada es de 3 euros para adultos y de 1,5 euros para estudiantes.