Una simple garrapata puede dejar paralizado a un niño

La terrible historia de una niña que sufrió una parálisis corporal por una garrapata

Patricia Fernández
Patricia Fernández Redactora en Guiainfantil.com

Las garrapatas no son patrimonio exclusivo de los animales, sino que los humanos también podemos cogerlas, pero lo peor de todo es que las consecuencias de tener una garrapata en nuestro cuerpo pueden resultar tan devastadora como se muestra en esta historia.

Kailyn, una niña de 5 años, sufrió una parálisis de su cuerpo porque no se habían dado cuenta de que tenía una garrapata alojada en su cuero cabelludo.

La garrapata que dejó paralizada a una niña

Niña paralizada por garrapata

Te contamos la historia de Kailyn y de cómo una simple garrapata puede dejar paralizado a un niño.

Kailyn es una niña americana de 5 años, totalmente sana, pero un día cuando su madre fue a despertarla la niña no podía sostenerse en pie. Se caía constantemente, las piernas no la sujetaban, pero eso no era todo, la niña tampoco podía hablar bien, sufría una parálisis de una parte del cuerpo de la noche a la mañana.

La madre se asustó, así que, antes de llevarla al hospital se dispuso a peinarla, y entonces es cuando vio que había algo pegado al cuero cabelludo de la niña. Se trataba de una enorme garrapata.

La madre no dudó en quitársela y metió al bicho dentro de una  bolsa de plástico para que los médicos pudieran analizarlo. Al llegar a urgencias los médicos verificaron que la parálisis que sufría la niña estaba causada por la garrapata.

Garrapata en la piel de un niño

Según la Fundación Estadounidense de la Enfermedad de Lyme, esto puede suceder cuando son las hembras a punto de colocar huevos las que pican, ya que segregan una neurotoxina que puede derivar en parálisis.

La parte positiva de esta historia es que, si se trata con rapidez y se quita la garrapata a tiempo, la curación es casi inmediata. Este tipo de parálisis suele afectar a las piernas, y a los músculos de la cara y la lengua. Ahora Kailyn se encuentra bien, y ha recuperado la movilidad de las piernas y la cara, pero el susto podría haber sido peor.

Las consecuencias de las garrapatas en los niños

Realmente las consecuencias de que una garrapata se te agarre al cuerpo es igual para niños que para adultos, pero la piel de los niños suele ser más delgada y la probabilidad de que un niño tenga garrapatas es más alta que la de un adulto. Además, al tener menos defensas las infecciones suelen ser más graves que en los adultos.

Las garrapatas transmiten muchas enfermedades que, en los animales, pueden incluso producir la muerte.

En los humanos suelen producir enfermedades según el tipo de garrapata que te pique; desde fiebre, náuseas vómitos y dolores musculares, hasta la parálisis, o meningitis en los casos más graves.

Por norma general, cuando más tiempo lleve la garrapata adherida al cuerpo más probabilidad tendremos de sufrir esas enfermedades, por ejemplo la enfermedad de Lyme se contrae por una bacteria que transmite la garrapata tras 24 a 36 horas de estar en la piel. El problema es que hay algunas garrapatas que son tan pequeñas que apenas nos daremos cuenta de que las tenemos encima.

Para eliminar una garrapata de la piel nunca debemos aplastarla, ya que la sangre y los huevos, en el caso de que los tenga, se extenderán por la piel, lo correcto es cogerla con una pinza por la boca, y tirar de manera suave y continua hasta que se suelte, nunca de manera brusca ya que la cabeza podría quedarse dentro de la piel.

Otra manera es echarle parafina, alcohol o yodo, para que la garrapata se suelte sola.