Juegos y consejos para evitar la afonía en niños y cuidar su voz

La hidratación y la relajación son claves para proteger la garganta de los niños

Laura Cerrillo
Laura Cerrillo Logopeda y docente

Es frecuente y, hasta cierto punto comprensible, ver a nuestros hijos chillar y subir el tono cuando hablan o cuando juegan en el colegio, en el parque o en casa. Ellos no son conscientes de que este acto, en definitiva, lo que está haciendo es castigar su voz. Como padres, tenemos la responsabilidad de enseñarles a nuestros hijos a cuidar la voz para evitar afonías en un futuro o cualquier otro tipo de problema derivado de este mal hábito.

Remedios caseros para evitar la afonía en niños

evitar la afonía en niños

Cuando hablamos de voz es importante saber que hablamos de cuerdas vocales, o actualmente más conocidas como pliegues vocales. Las cuerdas vocales consisten en dos estructuras que al unirse y vibrar producen sonido, nuestra voz.

El contacto de estas cuerdas vocales debe de ser suave o, de lo contrario, podría llegar a producirse irritación o incluso heridas. Una herida simple puede provocar una pérdida de voz puntual (disfonías), caracterizada por una voz ronca y con mucho aire; pero una herida mayor (como el conocido y habitual nódulo vocal) puede tener como consecuencia una pérdida de voz aún mayor. Siendo así, el consejo es siempre acudir al médico tras 15 días de molestias de voz.

A continuación os facilitaremos consejos prácticos para aplicar en el día a día en todos aquellos casos en los que la pérdida de voz ocurra de manera puntual y evitar así afonía en los niños. 

Consejos de hidratación para cuidar y proteger la voz

- En primer lugar, siendo pequeños, es importante beber aproximadamente un litro y medio de agua diario. De este modo protegeremos las cuerdas vocales, porque estaremos hidratándolas y lubricándolas. Para asegurarte que el niño bebe esta cantidad recomendada, mídelo en vasitos o por botellas pequeñas de agua que lleve en su mochila para el colegio. Cuando resulte complicado que ingiera tanto líquido, es posible añadir pequeñas proporciones de limón como truco para despertar aún más la sed y la necesidad de beber.

- También es importante evitar los caramelos mentolados, que frecuentemente se relacionan con sanear la voz, ya que, pese al primer momento de sensación de alivio, acaban por resecar y necesitar de mayor hidratación. No olvides: una hidratación simple de agua siempre es la mejor opción.

Consejos de relajación para tu voz

- Existen movimientos simples de cuello que pueden ir muy bien para relajar toda la zona. Las cuerdas vocales y la laringe están estrechamente relacionadas con el cuello, así que, estando este bien relajado predispone a las cuerdas vocales a sufrir menos tensión.

Los movimientos que te recomendamos son simples y lentos y se pueden acompañar de música relajante: la rotación circular de 360 grados en sentido de las agujas del reloj y a la inversa; movimientos hacia arriba y hacia abajo como si estuviéramos respondiendo sí o no a una pregunta, inclinación de la cabeza hacia un lado y hacia otro...

- En segundo lugar, también solemos aconsejar hacer gárgaras con agua. Esta pequeña actividad consigue relajar zonas muy próximas a la voz. Y puede establecerse fácilmente como rutina diaria después de la limpieza dental.

Son simples actividades para hacer en casa y que los niños pueden ver como un juego. Ellos se lo pasarán en grande y tú estarás protegiendo su voz.

Puedes leer más artículos similares a Juegos y consejos para evitar la afonía en niños y cuidar su voz, en la categoría de Lenguaje - Logopedia en Guiainfantil.com.