3 consejos para planificar las vacaciones de tus hijos

Recomendaciones para ir de vacaciones con los niños

Andrés París

Cuando llegan las vacaciones todos nos volvemos locos e intentamos organizar miles de planes y destinos con nuestros hijos. Queremos que sean unas vacaciones inolvidables, pero no siempre eso tiene que ver con el número de destinos a los que vayamos o lo caros que hayan sido estos. 

Los recuerdos de los niños de sus vacaciones muchas veces se centran más en sensaciones de placer que los propios destinos; una mes en el pueblo de los abuelos puede calar más a fondo que un fin de semana en el Caribe.

Te damos 3 consejos para planificar las vacaciones de tus hijos.  

Recomendaciones para planificar las vacaciones de tus hijos

consejos para ir de vacaciones con los niños

Todos los años por estas fechas, cuando estamos acabando de perfilar las vacaciones de verano, me viene la misma sensación. Hablas con amigos y compañeros, y la mayoría te cuenta que se han planificado unas vacaciones con 5 o 6 destinos.

La sensación a la que me refiero, es que tenemos la creencia que si no nos vamos a muchos sitios de vacaciones no son unas buenas vacaciones, o no merecen tanto la pena como las de los demás.  

En septiembre preguntas a tus amigos y ratificas esta creencia y/o sensación. Te cuentan y relatan todos los sitios donde han estado como prueba de unas buenas vacaciones, alimentando así la creencia expuesta. No puedo evitar acordarme del gran Miguel Gila y sus historias de los viajes por Europa, 18 países en 4 días, todo rápido y desordenado.

Desde el punto de vista emocional, es todo lo contrario,  a mayor número de sitios necesitas una mayor adaptación, necesitas una mayor flexibilidad, y una excelente cintura para adaptarse a los cambios de manera rápida.

Si es así, y eres de esas personas que tienen estas habilidades de adaptación, para ti habrá sido un escenario adecuado. Pero, ¿y si los amigos, familiares o niños  no poseen estas habilidades de adaptación?

Estos escenarios de cambio continuo no son la mejor zona de confort, les hará adoptar  un estado de alerta continuo que les impedirá disfrutar el viaje.

Te recomiendo 3 simples aspectos para planificar unas vacaciones emocionalmente estables con nuestro hijos:

 1- Decidir en familia donde queréis estar. Como digo siempre los niños tienes que tener voz y poco voto pero al menos escuchar sus ideas y opciones. Nunca se sabe.

2- Ajusta el viaje según el presupuesto económico familiar.

3- Piensa en uno o dos destinos máximo, programa actividades conjuntas y vividlo muy presentes del momento. Como he dicho en anteriores artículos, retenemos las experiencias en nuestro cerebro en función de la huella emocional que nos deja, no por la cantidad o el coste que tuvo.