Beneficios de los alimentos de temporada para los niños

Por qué los niños deben consumir frutas y verduras de temporada

Iván Carabaño AguadoPediatra

Después de los excesos propios del verano y del invierno (comidas improvisadas, muchas de ellas fuera de casa, celebraciones, helados, dulces, etc.), debemos retomar los estilos de vida saludables. Una buena meta a marcarse es consumir alimentos de temporada, y aumentar la cantidad de vegetales en la dieta. 

Beneficios de incluir en la dieta de los niños alimentos de temporada

Alimentos de temporada

Un alimento es 'de temporada' cuando se encuentra en su mejor momento. Estos alimentos ofrecen una serie de beneficios 'extra' a los niños:

- Sus propiedades (olor, sabor, textura) y su composición (minerales, vitaminas) están en su máximo apogeo. Por lo tanto, son los más saludables.

- Son más económicos, dado que su disponibilidad es mayor.

- Son productos 'de la zona', con lo cual contribuimos al desarrollo y sostenibilidad de la economía local.

Verduras y frutas de temporada en septiembre y octubre en España

Tras el verano, en España tienes todos estos productos de temporada (en el mes de septiembre):

Ciruela roja, ciruela claudia, higo, mango, manzana, melocotón, melón, pera conferencia, pera ercolina, piña, plátano, sandía, uva blanca, uva roja, acelga, berenjena, calabacín, judía verde, lechuga, puerro, pimiento, zanahoria…

Y en octubre: 

- Acelgas, berenjenas, calabaza, espinacas, tomate, zanahoria, caqui, chirimoya, granada, kiwi, pera, uvas... 

Te animamos a que busques un calendario con productos de temporada de tu país. Sin duda, donde mejor pueden asesorarte sobre los productos de temporada es en las tiendas de barrio y en los mercados de toda la vida.

Consejos para incluir productos de temporada en el menú de tus hijos

Te aportamos varios consejos a la hora de afrontar la cesta de la compra:

1. Márcate una hoja de ruta con los alimentos concretos que quieres comprar. Que no te compren los alimentos: cómpralos tú a ellos. Haz una planificación semanal del menú.

2. Dicho menú ha de incluir a diario elementos vegetales, incluyendo varias piezas de fruta.

3. Recordemos que se ha de consumir pescado al menos tres veces por semana. En niños, se prefiere pescados marinos de pequeño tamaño, capturados cerca de la costa.

4. La parte favorita del pollo para los médicos es el contramuslo. Hay alternativas (carnes hipograsas) muy saludables y a buen precio: pavo, conejo.

5. Que no haya que abusar de las carnes rojas no significa, ni mucho menos, que haya que borrarlas de la dieta doméstica. Aportan: hierro, vitamina B12 y zinc, entre otros.

6. El pan es uno de los pilares fundamentales de nuestra dieta. Dentro del pan podemos configurar un bocadillo muy saludable empleando un buen embutido. El queso es, además, una alternativa a la leche en los niños que no disfrutan bebiéndola.

¡Ah! Una cosa importante: lleva a tus hijos a visitar un mercado tradicional. Les va a llamar mucho la atención el colorido de las frutas y verduras, y les impresionará la variedad de pescados.