Aprender inglés en un campamento de verano para niños

Cómo aprenden los niños inglés en un campamento

Se acerca el verano y empezamos a plantearnos y a planificar nuestras vacaciones. Es el momento de decidir que pueden hacer nuestros niños. Ellos van a tener por delante 3 meses sin tener que ir al colegio ni estudiar. Debemos buscar actividades para que los niños pasen todo este tiempo entretenidos, mientras a la vez descansan del duro trabajo.

Desde los últimos años se ha extendido por toda nuestra geografía, una práctica que parece que está dando muy buen resultado. Se trata de los campamentos en inglés para niños. El inglés va cogiendo más importancia y los padres no están dispuestos a que sus hijos no aprendan un idioma cuanto antes de una forma totalmente contraria a la que nos encontramos en los centros educativos.

¿Aprenden inglés los niños en un campamentos de idiomas? 

Campamentos de inglés para niños

El rápido crecimiento de la demanda de campamentos en inglés para niños, ha conseguido que se creen un gran número de ellos, aunque en muchos casos la calidad no se ha respetado mucho.

Aunque si que podemos encontrar un gran número de campamentos en los que además de pasar un buen rato y estar en contacto con la naturaleza, el niño podrá mejorar y potenciar su inglés de una forma divertida para él. Veamos algunos de los puntos fuertes que trabajan este tipo de campamentos:

Inmersión: Es fundamental cuando intentamos enseñar inglés a los niños de una forma natural. En los campamentos de calidad, el niño estará sometido al inglés desde que se levanta hasta que se acuesta. Aunque lo más importante es que esta inmersión sea de una forma natural. Tratando de que los niños se tengan que desenvolver como si estuvieran en un pueblo en el medio del Reino Unido.

Un buen calendario: Lo ideal es que el campamento tenga creado un calendario y agenda muy bien definida. Para enseñar de una forma global a lo largo de los 15 días o un mes. Esto facilitará el aprendizaje del niño, pudiendo dividir el mes en diferentes metas y objetivos. Convirtiéndose así en un reto divertido para el niño. Además en este tipo de campamentos es importante que el niño tenga una parte del tiempo dedicado a la gramática inglesa. Lo que agilizará el aprendizaje natural.

Método educativo: Es cierto que los niños tienen el cerebro mucho más preparado que los adultos para aprender idiomas de una forma más natural. Aunque tengamos en cuenta que el tiempo que pasa el niño en el campamento es muy limitado. Con lo cual debemos tratar de potenciar el aprendizaje y acelerarlo. Para esto el campamento debe contar con un método educativo, en el que tenga establecido el método de enseñanza para cada una de las áreas a trabajar. Así como los objetivos a los que debe de llegar el niño cada día.

Vacaciones: El niño se ha pasado un año acudiendo a clase y estudiando asignaturas que no le gustan. Una de las ventajas de los campamentos en inglés. Es que el niño trate asociar el inglés a algo divertido y no una asignatura. Debemos tratar de enseñar al niño que el inglés nos va a ser muy útil en nuestra vida diaria. Siempre veremos las puertas que te abre como algo secundario. Para el niño debemos potenciar las ventajas de socialización, de descubrimiento de culturas. Tenemos que integrar el inglés en actividades que les gusten y que les motiven a superarse a sí mismo. Por ello en este tipo de campamentos está muy integradas las actividades deportivas.

Celia Garabaya, colaboradora de GuiaInfantil.com 

Celia Garabaya
Técnico Superior en Educación Infantil
Infant massage instructor by IAIM (Educadora en masaje infantil) 
Directora pedagógica en British Bubbles
Colaboradora de GuiaInfantil.com