Consejos para escoger el calzado de verano de los niños

Elegir zapatos y sandalias para la temporada de calor

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

Cuando llega el verano, no sólo cambiamos las prendas de vestir, también renovamos el calzado. En Guiainfantil.com te contamos todo lo que debes saber para escoger el calzado más adecuado para los niños durante los meses de calor.

En la infancia, es imprescindible elegir bien los zapatos o sandalias que llevará el niño para evitar tanto heridas como problemas de salud en unos pies que están en constante crecimiento. 

Cómo deben ser los zapatos de verano de los niños

Elegir calzado de verano para los niños

Sea cual sea el tipo de calzado que escojas: sandalias, zapatillas o zapatos, es conveniente que durante el verano, los niños sigan usando calcetines para evitar heridas, ampollas o rozaduras. También es recomendable que el calzado sea así: 

- Transpirable: no vale cualquier material, ha de ser de piel, tanto la plantilla como la parte externa para evitar una sudoración excesiva. En el caso de las zapatillas, son preferibles los tejidos 100% algodón.

- Antideslizante: conviene que tanto la suela como los talones estén reforzados para evitar que el niño resbale con los zapatos y pueda caerse.

- Flexible: el calzado de verano no conviene que sea rígido, sino que tenga cierta flexibilidad para que el pie pueda moverse correctamente.

- Ajustable: los zapatos tipo merceditas, zuecos, chanclas o mocasines suelen salirse del pie y el niño ha de andar preocupado de agarrarlo con los dedos del pie y podrían caerse por no llevarlos bien sujetos.

- No usar zapatos heredados: aunque sólo los hayan usado los hermanos uno o dos meses la temporada pasada y parezcan en buen estado, los zapatos se adaptan a los pies de los niños y toman su forma.

- Talla correcta: comprobar que las hebillas o velcro ajustable no le oprima el pie y, por supuesto, que no le apriete los dedos del pie, ni le queden demasiado holgados.

- No abusar de las sandalias de plástico: aunque sean útiles para la playa o la piscina, están confeccionadas con plástico y harán que el pie sude y puedan salir heridas o ampollas.