Homeopatía para tratar el estreñimiento en bebés

Remedios homeopáticos para el estreñimiento infantil

Uno de los problemas más frecuentes en el bebé es el estreñimiento, un problema que tiene mucho que ver con la alimentación del bebé y por el que conviene consultar al pediatra. Sin embargo, algunos padres prefieren buscar tratamientos alternativos para el estreñimiento del bebé y encuentran en la homeopatía la solución ideal.

La homeopatía ofrece tratamientos más naturales que la medicina convencional y sin efectos secundarios, de ahí que esté experimentando un gran auge para el cuidado de los más pequeños. Si tu bebé está estreñido y le resulta difícil hacer sus deposiciones, hay algunos remedios homeopáticos que pueden ayudarte.

Tratamientos homeopáticos para el estreñimiento del bebé

Bebé en cambiador

Sabrás que tu bebé sufre de estreñimiento si realiza menos deposiciones de lo habitual o al observar el pañal si las caquitas son más duras de lo normal. Cuando un bebé sufre estreñimiento también está molesto, se sentirá inquieto y su llanto será más frecuente en intenso. En estos casos, puedes recurrir a la homeopatía porque tiene algunos remedios para regular el flujo intestinal de tu bebé.

Remedios homeopáticos como la Alumina o la Bryonia son de lo más efectivos para evitar el estreñimiento de los bebés lactantes y se utilizan disolviendo unas grajeas en el propio biberón. También es efectivo el remedio del Lycopodium y para los niños un poco más mayores se recomienda el Hydrastis. Siempre teniendo bien claro que la consulta con el médico homeópata no excluye la vista al pediatra, especialmente si el estreñimiento del bebé dura ya un tiempo.

Otros remedios para el bebé con estreñimiento

Tal vez antes de decantarte por ningún tratamiento, prefieras utilizar algunos remedios tradicionales para evitar las molestias por el estreñimiento del bebé. En el mercado existen algunas leches enriquecidas con fibra para los pequeños que sufren estreñimiento frecuentemente. Y también hay algunos cuidados para el bebé que pueden prevenir este problema.

Es necesario que el bebé practique algo de ejercicio físico o, más bien, estimular sus movimientos. Los masajes en la tripita son también muy efectivos para regular el tránsito intestinal, lo mismo que los baños de agua templada. En cualquier caso, es muy importante que te fijes bien en la alimentación que estás dando a tu bebé porque es precisamente la causante de su estreñimiento. 

Cambiar de leche, añadir salvado a los cereales, eliminar de los purés alimentos como el arroz o los plátanos y aumentar la ingesta de agua son algunos de los trucos con los que puedes probar antes de acudir a un especialista en homeopatía o a la consulta del pediatra.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com