Cómo prevenir los hongos en los pies de los niños

Causas y tipos de hongos en los pies durante la infancia

Uno de los problemas más comunes en niños y también en adultos son los hongos en los pies. Aunque pueden aparecer en cualquier época del año, el riesgo de hongos en los pies de los niños aumenta en verano por el uso de piscinas públicas y por llevar los pies descalzos. Aunque los hongos no suponen un problema serio de salud conviene tratarlos cuanto antes. 

Tipos de hongos en los pies de los niños

Pies de bebés

Los hongos en los pies son infecciones que pueden aparecer en la planta del pie del niño, entre los dedos o en las uñas. Cuando los hongos aparecen en la planta del pie y en los dedos se le llama pie de atleta y presenta síntomas como picor, enrojecimiento de la zona afectada, descamaciones y hasta ampollas en los pies. Para tratar el pie de atleta debemos llevar al niño al pediatra cuanto antes.

Hay otro tipo de infección por hongos en los pies que la onicomicosis y que se limita a las uñas de los pies del niño, aunque si no se trata a tiempo puede extenderse a otras zonas del pie. Los síntomas de la onicomicosis se observan el momento en que la uña empieza a cambiar de color, se pone amarillenta y aumenta su grosor. También es imprescindible el tratamiento médico, pero en ambos casos, para el pie de atleta y para la onicomicosis, el mejor tratamiento es la prevención.

Consejos para prevenir los hongos durante la infancia

Una infección por hongos en los pies es contagiosa, por eso es una dolencia especialmente frecuente en verano cuando los niños andan descalzos en las piscinas.

1. Hay que tener especial cuidado en que los niños usen chanclas en la medida de lo posible y no tener los pies húmedos durante mucho tiempo porque la humedad favorece la aparición de hongos.Tras el baño de la playa o de la piscina, los niños se secan al sol, pero siempre podemos secar con una toalla al menos esas zonas entre los dedos de los pies que son las que más riesgo tienen de aparición de hongos.

2. El calzado que utilizan también hay que vigilarlo procurando que sea de materiales naturales y que deje respirar el pie. El sudor de los pies no solo produce mal olor, sino que es el medio ideal para que los hongos se reproduzcan.

3. Una buena forma de prevenir la aparición de hongos en los pies de los niños es ayudarles después de la ducha a secarse bien los pies. Después podemos rociarles los pies con polvos talco para evitar la sudoración excesiva y la humedad. También es importante cambiar varias veces al día de calzado y de calcetines en caso de que los usen, para que los pies se mantengan limpios y el calzado libre de bacterias.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com