Por qué algunos bebés nacen con dientes

No ocurre con frecuencia pero existen casos de bebés que nacen con uno o incluso dos dientes o que les salga algún diente durante sus primeras semanas de vida. Me acuerdo que la última noticia que escuché sobre eso fue la de un bebé en el Reino Unido. Dos semanas después de su nacimiento, le aparecieron dos molares que, según la madre, le provocan dolor cada vez que amamanta a su pequeña.

Cuando el bebé nace con dientes

Cuando el recién nacido tiene dientes

No es la primera vez que a un bebé le nace un diente después de nacido, pero lo cierto es que este caso sorprendió a los médicos ingleses, considerando que la bebé de los dos molares nació antes del tiempo, con 3 semanas de anticipación, lo que se supone que si ella hubiera nacido a tiempo, tendría la boca repleta de dientes.

Los médicos explican que los dientes de leche se empiezan a formar en la tercera semana de vida intrauterina, de manera que cuando el niño nace, tiene dentro de sus huesos maxilares los brotes de los 20 dientes que componen su estructura dentaria de 'leche', además de las células diferenciadas que originarán a los 32 dientes definitivos.

Es normal que un bebé nazca con uno o dos dientes, a los que se suelen llamar de dientes natales. No existen causas definidas, pero los médicos dicen que puede estar justificada por una herencia hereditaria, por una hipovitaminosis o síndromes, y que lo único inconveniente es que estos dientes interfieran en la alimentación del bebé o que sean lo suficientemente sueltos como para que el bebé pueda tragarlos. Además, cuando al bebé le empiezan a salir los dientes, puede que se le comience a caer la baba con más facilidad y empiece a morder.

Mientras que para unos bebés la salida de los primeros dientes no les altera, para otros les ocasiona mucha irritabilidad, llantos, dificultad para conciliar el sueño e inapetencia alimentar. Hay bebés a los que les puede hinchar las encías y eso causarle fiebre o un pequeño aumento de la temperatura corporal. En este caso hay que llevarlo al pediatra.

La dentición puede ser incómoda incluso para la madre. Si el bebé empieza a morder, puede causar muchas molestias al pecho de la madre a la hora de amamantar a su bebé.

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com