¿Por qué los niños mojan la cama?

Entender por qué algunos niños se hacen pis encima cuando están durmiendo y en la cama parece fácil y sencillo, pero no siempre lo es para los padres que tienen que levantarse todas las noches para cambiar las sábanas de la cama de su hijo con enuresis. Es una situación que realmente se les quita el sueño y las ganas de volver a dormir. Peor de lo que sienten los padres, es lo que siente el niño que sigue mojando la cama. Tanto él como sus padres no saben por qué el problema continúa.

Las causas de la enuresis infantil

Niño que se moja en la cama por las noches

Al principio, los padres atribuyen el problema a porque el niño es pequeño y todavía no ha madurado la incontinencia urinaria, pero el tiempo va pasando y nada cambia. El niño sigue mojando la cama, noche tras noche, y hay incluso casos de que la situación no revierte ni cuando él empieza la adolescencia. Normalmente, los niños que mojan la cama de pequeños son capaces de dejar de hacerlo con el tiempo. No obstante, muchos mayores lo siguen haciendo. Y aunque no entiendan los padres, ellos casi nunca mojan la cama a puesta, ni por placer, ni por contrariar o fastidiar a los padres, ni porque son perezosos... El problema de mojar la cama de los niños no representa un problema mental ni de aprendizaje. Es, en su mayoría, un problema físico, y en algunos casos, psicólogico.

Según los especialistas, el niño mayor puede orinarse en la cama o sufrir de enuresis, por algunos motivos:

- Cuando no consiguen despertarse cuando tienen la vejiga llena;
- Cuando producen mucha más orina mientras duerme, que otros niños;
- Cuando la vejiga de algunos niños tienen menos capacidad que la de los demás;
- Cuando pasaron o están pasando por alguna situación que alteró o altera su lado emocional.

Es muy importante encontrar la causa por la que el niño moja la cama. Es importante para la familia y principalmente para él. Regañarle o castigarle por hacer pis en la cama no es una solución correcta. Eso solo empeoraría el problema, y añadiría otras molestias a las que el niño ya tiene. Podría causarle problemas emocionales serios, en su autoestima y seguridad. Lo mejor en estos casos es buscar ayuda médica de algún especialista, un urólogo, lo antes posible. Es necesario que se sepa que este es un problema que se puede superar y solucionar totalmente.

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com