El tabaco puede causar muerte súbita infantil

No hay duda de que el tabaco es malo no solo para el que fuma como también para el que acompaña al que fuma. Un estudio acaba de encontrar una relación causal entre la madre que fuma durante el embarazo y la muerte súbita infantil. La exposición del bebé que está en el útero materno al humo del cigarrillo, puede alterar las respuestas respiratorias en los primeros años de su vida cuando se encuentra en situaciones de calor térmico sea por las altas temperaturas o por usar demasiada ropa, y cuando existe falta de oxígeno.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores de la Universidad de Calgary, en Alberta, Canadá, expusieron algunas crías de ratas preñadas al aire en una habitación, y otras al humo de cigarrillo equivalente al consumo de un paquete por día. El resultado fue que el 36% de las crías expuestas al humo de cigarrillo no podían recibir suficiente aire para respirar, mientras que las del otro grupo ninguna cría presentó esta dificultad. Bajo la hipertermia (calor excesivo), el 49% del primer grupo sufrió problemas para respirar, y sólo un 29% del segundo grupo presentó esta dificultad.

Efectos del humo en los bebés

Es necesario recordar que la falta de oxígeno puede causar un retraso en el crecimiento y un aumento de peso del bebé en el vientre de su madre. También no se puede olvidar que el fumar durante el embarazo está vinculado con el aborto espontáneo y el parto prematuro. El humo de primera o de segunda mano es dañino para el bebé. No es por la falta de campañas de conciencia, de advertencia, ni por la falta de métodos o programas de ayuda contra el tabaco, que la gente no deja de fumar. La gente no deja de fumar porque no quiere dejarlo. Conozco a mucha gente que de la noche a la mañana decidió parar de fumar y hasta hoy no ha vuelto a poner ni uno solo cigarrillo en la boca. Conozco a madres que al quedar embarazada dejaron de fumar y aprovecharon para abandonar el vicio, por su bebé. Pero infelizmente conozco a gente que le da igual fumar embarazada o no embarazada, delante de su hijo o no. Pienso que todo es una cuestión de actitud, de dejar el propio interés y, en algunos casos el propio egoísmo de lado, por el bien de los demás. El fumar no es solo un vicio, es una actitud que compromete a la salud de todos.