Bebé que duerme de día y se despierta de noche

Tu bebé nació y todo camina estupendamente. El pequeño se alimenta bien, la cura del ombligo avanza con éxito, se le nota sano y feliz, pero algo te preocupa,... ¡y mucho! Llevas noches sin dormir porque a ti te ha salido un bebé que duerme de día y se despierta de noche. ¿Qué hacer? Aunque parezca difícil es normal que situaciones como esta sucedan. Bebés rompen la rutina y confunden la noche con el día, viviendo como en un 'mundo al revés'.

Bebés que cambian la noche por el día

Bebés que duermen de día y están despiertos durante la noche

El bebé no cambia su reloj de la noche y del día porque quiere. Puede que en el vientre materno él no consiguiese distinguir la claridad de la oscuridad, y ahora necesite de una ayuda para regular sus horarios de sueño. Un bebé recién nacido suele dormir hora y media a cada 3 o 4 horas, durante todo un día. Al primer mes de nacido, sigue durmiendo lo mismo, aumentando gradualmente las horas seguidas dormidas durante la noche, y disminuyendo las horas dormidas durante el día. Este es el proceso más o menos normal del sueño de un bebé. ¡Imagínate el contrario! Pues eso es lo que ocurre a un bebé que confunde la noche con el día.

Para que el bebé regule su reloj interior, será necesario que sus padres o quien lo cuide, se vista de paciencia y persistencia, especialmente al principio. No lo conseguirás en un solo día. El proceso puede durar semanas, hasta que el bebé consiga regular su reloj interno. Aquí tienes algunas ideas:

1- Para que el bebé se quede despierto durante el día:

- No permita que tu bebé duerma más que 3 horas de siesta durante el día. Si eso ocurre, pasadas las tres horas, debes despertarlo con suavidad, moviéndole para llamarle la atención.

- Cuando tu bebé esté despierto durante el día, aprovecha para jugar con él, hablarle o cantarle una canción. ¡Mantenlo despierto!

- Busca mantener un ambiente de día, cuando el bebé esté despierto o echando una siesta. No cierres la cortina y tampoco debes evitar los ruidos normales del día.

2- Para que el bebé duerma durante la noche:

- La rutina es una herramienta indispensable en la educación de los hijos. Si todos los días lo bañas, le das su toma de leche, y lo llevas a la cuna, el bebé acabará acostumbrándose a ello, y se dormirá profundamente.

- Cuando lleves tu bebé a la cuna, hazlo en silencio, con las ventanas y persianas cerradas, y que la habitación esté a una temperatura agradable.

- Si tu bebé se despierta por la noche, acuda a su habitación, cántale una canción, hazle un cariño, hasta que el pequeño se vuelva a dormir.

- Si tu bebé no demuestra ni pizca de sueño, no trates de 'darle caña' o cansarlo. Al revés, ofrézcale un ambiente "aburrido", una música tranquila, y un abrazo con movimientos de columpio, constantes. Lo importante es que él se duerma.

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com