Hablar con los hijos sobre el abuso sexual

Hay temas muy ingratos, pero imprescindibles de tratar, los padres debemos estar muy atentos a los 'gritos silenciosos' que nuestros hijos pueden lanzarnos, a evitar peligros y situaciones, a no ponernos una venda ante las sospechas y adelantarnos al daño: defender a nuestros hijos ante cualquier abuso, ya sea por parte de otros niños o de adultos.

Cómo explicar a los niños qué es el abuso sexual

Niño sentado en banco

Mi pequeño de cuatro años cuando quiere decirme algo, no habla, grita, parece que tiene adosado a su boca un potente amplificador, que atruena a todo el que está a menos de 5 metros. Es frecuente que los niños alcen mucho la voz para hablar, casi se desgañitan, pero, sin embargo cuando, más precisamos escuchar su voz, ellos callan, apagan su sonrisa, esconden su rostro y se avergüenzan.

¡Ahora es cuando deben gritar y pedir auxilio! La mayoría de los abusos sexuales a los niños, se realizan dentro de su mismo ámbito familiar. Pese a que a veces nos pueda parecer inverosímil, los niños no mienten sobre esto, debemos enseñarles a confiar en nosotros, a no ceder a posibles amenazas, a que sepan que podemos hablar de todo con ellos.

'Estela, ¡grita muy fuerte!' Es un cuento sobre cómo evitar esta indeseable situación. Cuenta la historia de Estela, una niña a la que como a tantos otros niños le gusta jugar e imaginar, pero, aunque hasta hace poco le gustaba jugar con su tío, ahora le hace cosas que ella no le gustan nada.

Su maestra le enseña que debe gritar cuando le pase algo que le desagrade o cuando alguien quiera hacerle daño. No es fácil abordar y explicar qué es el abuso sexual a nuestros hijos cuando, gracias a Dios, no lo han sufrido o cuando todavía son pequeños para entender algunos aspectos sexuales, pero tenemos que encontrar la ocasión o la excusa para poner sobre aviso a nuestros pequeños.

Quizás un cuento como el de Estela, una noticia, un testimonio o experiencia parecida... son una ocasión que no debemos desperdiciar para hablar con nuestro hijo sobre los peligros a este respecto, para que aprenda a confiar en nosotros y sepa que no debe avergonzarle hablar de temas o vivencias desagradables.

Ellos deben comprender que escucharemos sus gritos, que nunca les juzgaremos ni avergonzaremos y siempre les ayudaremos. El abuso sexual a niños es algo absolutamente vejatorio, que les causa grandes daños y que debe ser perseguido con fuerza, y jamás quedar impune.

Patro Gabaldón. Redactora de Guiainfantil.com