Qué se entiende por parto respetado - Cómo tener un parto humanizado

El derecho de la embarazada a tener un parto humanizado - Características del parto respetado

Marcela Antonacci
Revisado por Rita Salvador y Susana De la Flor , Matronas, el

El parto respetado o parto humanizado es el parto no intervenido. Es decir, aquel parto en el que la mujer decide, por su propia voluntad y derecho, cómo quiere tener a su hijo y en el que la naturaleza sigue su curso libremente.

Sin embargo, el equipo médico tiene que estar presente en todo momento. En un parto respetado, ginecólogos y matrona sólo apoyan a la embarazada e intervienen en casos exclusivos en donde se produce una desviación de la normalidad. La matrona Rita Salvador, de Cummater, nos lo explica con detalle en este vídeo.

Qué es el parto respetado

Qué significa tener un parto respetado

Desde hace un tiempo a esta parte, mucho se habla del parto respetado o parto humanizado, como también se lo conoce. Es un tipo de parto en el que lo principal es respetar la decisión de la mujer sobre cómo quiere dar a luz a su bebé y así transformarse en madre. Es decir, el parto es un momento en el que tanto la mamá como el bebé se convierten en los protagonistas principales.

Esto antiguamente no sucedía y muchas mujeres sufrían lo indecible porque no se respetaba su decisión. Ni siquiera le consultaban sobre la posición en la que quería tener al niño y todos los partos se hacían de la misma manera.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), 'se ha llamado 'humanizado' al modelo de atención del parto que pretende tomar en cuenta, de manera explícita y directa, las opiniones, necesidades y valoraciones emocionales de las mujeres y sus familias en los procesos de atención del embarazo'.

'El parto más seguro siempre va a ser el parto menos intervenido', afirma la matrona Rita Salvador. Cuando una mujer tiene un control del embarazo normal y durante el mismo no se presentan riesgos, tanto para la madre como para el bebé por nacer, es probable que el nacimiento sea de bajo riesgo y esto le permita tomar decisiones acerca de cómo va a ser el mismo. Es decir, que puede acceder a un parto humanizado sin problema alguno.

'La mujer y la pareja o el acompañante que ella decida tienen que estar informados durante todo el proceso de parto de lo que va pasando. Algunas veces puede haber pequeñas desviaciones de la normalidad y, por eso, está el personal sanitario para atender y asegurarse de que todo transcurra con normalidad', asegura Rita Salvador. Por eso, es aconsejable siempre contar con el apoyo médico necesario, pues en caso de algún problema, el mismo será mucho más fácil de solucionar.

Existen ciertas cosas que es importante que conozcas que son optativas y que puedes elegir tenerlas presentes o no. Una de ellas es la aplicación de enemas. También la embarazada puede escoger movilizarse por el cuarto durante la dilatación o quedarse completamente inmóvil en la cama.

Ante cualquier cosa adicional que se realice durante la labor de parto, el personal sanitario tiene la obligación de explicar por qué se hace determinada actividad, es decir, es obligación de todos en la sala de parto explicarles a ti y a tu acompañante qué es lo que está pasando en todo momento.

Características del parto respetado, humanizado e informado

Características del parto respetado, humanizado e informado

El parto humanizado presenta ciertas características que son muy comunes en muchos países alrededor del mundo:

- En el parto respetado o humanizado, la madre es la principal protagonista.

- La parturienta deberá ser quien elija a la persona que la acompañará a la sala de partos, pues deberá ser alguien de su entera confianza.

- El personal debe informar a la gestante de cualquier intervención que se deba realizar para que la misma dé su consentimiento.

- La mujer puede decidir si desea anestesia, si quiere cesárea o parto natural y también la posición que tomará al momento de dar a luz.

- Tampoco deberá ser sometida a estudios sin su consentimiento antes o después de parir.

- Deberá recibir información acerca de los beneficios que trae la lactancia tanto para el bebé como para su propio cuerpo.

- Por otro lado, el recién nacido tiene el derecho de estar con su mamá desde el primer minuto de vida y de ser alimentado por medio de la lactancia si ningún tipo de restricciones.

- Ambos progenitores tienen el derecho de recibir toda la información que crean pertinente acerca del cuidado del niño, su alimentación y sobre el calendario de vacunas.

- Todas las embarazadas y sus parejas deberán recibir información acerca de los métodos anticonceptivos que pueden utilizar después del puerperio.

En resumen, si deseas tener un parto respetado, consulta siempre con tu obstetra, pues él será quien mejor sepa cómo aconsejarte los pasos a seguir en este camino que has decidido emprender: ser una mamá informada y responsable de su futuro bebé.

Puedes leer más artículos similares a Qué se entiende por parto respetado - Cómo tener un parto humanizado, en la categoría de Parto en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: