¿La leche materna puede curar y prevenir el cáncer?

De todos es conocido ya, el gran beneficio de la lactancia materna en los niños, sabemos que es el mejor alimento que podemos proporcionar a nuestros bebés en los primeros meses de vida: protege a los bebés de infecciones, es digestiva, concede inmunidad...

Pero las numerosas cualidades y aportes para el ser humano no dejan de sorprenderme. Resulta que además existe una sustancia en la leche materna que puede matar células cancerígenas, sin dañar a las sanas.

Los beneficios de la lactancia materna para madre y bebé

madre da el pecho bebé

Como muchas de vosotras, soy una convencida y defensora de la lactancia materna, pero con esta noticia, sinceramente, no puedo evitar ni mi sorpresa ni mi admiración ante los resultados obtenidos. A partir de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Lund y Goteburgo (Suecia) se determina que la leche materna contiene una sustancia especial, bautizada como HAMLET (human alpha-lactalbumin Made Lethal to Tumor cells), que fue descubierta casualmente hace 18 años por una inmunóloga de Suecia que observó, cuando estudiaba las propiedades antibacterianas de la leche materna, que las células cancerígenas aisladas se reducen y se destruyen en contacto con la leche materna.

Esta sustancia resultante de la modificación de la alfa-lactoalbúmina de la leche materna, hecha en laboratorio, resulta ser efectiva para matar a 40 tipos diferentes de células cancerígenas (no se trata de una sustancia que provenga directamente de la leche materna, sino que ha sido modificada). Esta sustancia podría emplearse en el futuro como medicación para el tratamiento de ciertos tipos de cánceres. Ha sido probada en enfermos de cáncer de vejiga y, tras recibir el tratamiento, se ha descubierto que lograban expulsar por la orina células cancerígenas muertas. De la misma manera, ahora los investigadores tratan de averiguar si es efectiva contra el cáncer de piel, los tumores de las membranas mucosas y los cerebrales.

Hace unos días, también salió a la luz un estudio de investigadores de la Escuela de Keck de Medicina en los Ángeles, que revelaba que las madres maduras (que tienen hijos pasados los treinta) pueden reducir en la mitad el riesgo de contraer cáncer de mama cuando amamantan a sus hijos. Noticias como éstas son un avance importante en la lucha contra esta fatídica enfermedad y, aunque se trata de una cuestión científica y no de fe, yo ya me creo todas las bondades que se puedan decir sobre la lactancia y leche materna.

Patro Gabaldón. Redactora de GuiaInfantil.com