Manguitos peligrosos para la seguridad de los niños

En las épocas estivales, es muy normal que a los niños, incluso los que aún son bebés, les apetezcan estar más tiempo en el agua, de la piscina o de la playa. Lo que para los pequeños es divertido y estimulante, para los padres no siempre lo es. Garantizar la seguridad de sus hijos requiere mucha vigilancia. Los manguitos y flotadores les son una gran ayuda, pero ¿hasta cuándo ofrecen protección de verdad a sus pequeños?

No todos los flotadores y manguitos ofrecen seguridad y confianza a los niños. La consellería de Salud y Consumo retira 27 pares de manguitos de playa porque consideran peligrosos para la seguridad de los niños, debido a que ofrecen riesgo de ahogamiento. Se trata de los manguitos con forma de "Piolín", un personaje de dibujos animados, y los de "Surf and Sun". Ambos son de la marca Solmar. El motivo de su retirada, según explica Salud de las islas baleares, es que incluyen la seña CE que en su caso no es aplicable y no cumplen el ensayo de resistencia al pinchazo o punzada.

Manguitos peligrosos para los niños

Los inspectores de la Dirección General de Consumo siguen con su campaña de vigilancia durante el verano, revisando todos los productos acuáticos, para comprobar si cumplen la normativa de seguridad vigente. Recuerdan a los consumidores que para que los niños sigan disfrutando del agua con total seguridad y confianza es necesario que se adquiera juguetes acuáticos y ayudas a la flotación que se ajusten a los mismos estándares de calidad y seguridad exigidos en otros productos. En la etiqueta o en el embalaje del producto debe aparecer como el nombre o la marca del producto registrado, la razón social y la dirección del fabricante, del importador o del vendedor, así como también es necesario que haya una descripción de la denominación y descripción del producto, los usos a los que está destinado, las características, instrucciones y advertencias de seguridad, las normas específicas de seguridad infantil, el grupo de edad recomendada, las condiciones de almacenamiento y mantenimiento, aparte de que deben estar etiquetados en el idioma que se domine en su lugar de venta. Vilma Medina. Editora de GuiaInfantil.com