Herpangina en los bebés y niños

Causas y tratamiento de la herpangina en los niños y bebés

La herpangina es una enfermedad que suele ocurrir con mas frecuencia en épocas de verano, y que se caracteriza por lesiones vesiculosas y ulcerativas en la boca de los niños, afectando el paladar (lengua), la faringe, las amígdalas, etc.

El niño, menor de 5 años, podrá presentar fiebre alta, vómitos, diarrea, dolor de garganta, y babeo abundante. La duración de estos síntomas es de 2 a 7 días, aproximadamente.

Herpangina en los niños

Causas de la herpangina

Esta enfermedad es causada por varios el virus Coxsackie del grupo A, los cuales son contagiosos. Esta característica de la herpangina provoca que sea una patología propia de contagio en las escuelas y colegios, como el sarampión o la varicela.

Las úceras que provoca la herpangina suelen aperecer en la boca y en la garganta, aunque también en los pies, las manos y los glúteos. Estas llagas presentan un color blanco o grisáceo y un borde rojo. Pueden llegar a ser muy dolorosas.

Tratamiento de la herpangina

Es sintomático y consiste en el uso de antipirético, ingestión abundante de líquidos y alimentos blandos, fríos y dulces como la gelatina, el yogur, y los helados. Los antibióticos son recomendables solo en los casos de complicaciones del tipo bacteriano.

En todo caso, la asistencia médica es lo que valorará el cuadro clínico del niño.