8 cuentos cortos de Navidad con moraleja para que los niños reflexionen

Bonitos cuentos infantiles navideños con una enseñanza muy valiosa para tus hijos

María Machado

Los cuentos de Navidad son mágicos. Desde la primera hasta la última letra están impregnados de ilusión y esperanza. Leerlos junto a tus hijos puede ser una actividad muy divertida y navideña, ideal para mantenerlos entretenidos durante las vacaciones de diciembre. Pero, además, los cuentos infantiles son una buena manera de hacer reflexionar a tus hijos.

Aquellas historias que hablan sobre valores o que incorporan una valiosa enseñanza son muy útiles para que los más pequeños aprendan y sepan cómo reaccionar cuando se produzcan las mismas circunstancias que han leído en los libros.

Qué aprenden los niños en los cuentos cortos de Navidad

Los mejores cuentos cortos de Navidad con moraleja para los niños

Por eso, en Guiainfantil.com hemos seleccionado algunos cuentos cortos de Navidad con moraleja que te ayudarán a que tus hijos comprendan ciertos valores y enseñanzas. ¡Que los disfrutéis mucho!

1. El hombre de jengibre
En Navidad no pueden faltar las galletas de jengibre y una de ellas es, precisamente, la protagonista de este bonito cuento para niños inspirado en la Navidad. A los niños les suele gustar mucho porque es una historia divertida y a los padres también porque ayuda a sus hijos a entender que no siempre se puede ganar.

Cuenta la historia de un muñeco de jengibre que, tras ser cocinado, sale corriendo mientras se burla de todos los que se cruzan en su camino. Sin embargo, el astuto zorro le tiende una trampa...

2. Una lección para Jaime
A menudo, los niños se olvidan de que la Navidad es mucho más que los regalos del árbol. Hacerles reflexionar sobre los valores navideños es vital para evitar conductas caprichosas como la del protagonista de esta historia.

Jaime quiere que Papá Noel le traiga muchos regalos este año, aunque eso cause que otros niños del mundo se queden sin juguetes. Sus padres hablan con Santa Claus para darle una lección al niño, que no tardó en aprender que es más importante disfrutar con la familia y amigos que tener muchos regalos en Navidad.

3. La niña de los fósforos
Este bonito cuento tradicional de Hans Christian Andersen encierra una triste moraleja: debemos ser compasivos con las personas que tienen menos suerte que nosotros. Cuenta la historia de una niña que, tratando de resguardarse del frío invierno, enciende todas las cerillas que tiene hasta que se le acaban.

4. Cambio de planes
A veces, las cosas no salen como las teníamos planeadas y hay que cambiar los planes... Eso es lo que les pasó a la familia de Carla y Daniel en el día de Navidad. Gracias a que su coche se averió, pudieron conocer a Javier y Ana, dos niños que no tenían dinero para comprarse abrigos nuevos. Este cuento para niños enseñará a tu hijo que hay que ser siempre generoso.

5. Caos mágico
Antes de que llegue el día de Navidad, Papá Noel y todo su equipo de elfos, hadas y demás seres mágicos tienen que trabajar muy duro para que todo esté listo. No quieren que ningún niño del mundo se quede sin sus regalos y eso exige mucho esfuerzo. Por eso, a veces se cansan de tanto trabajar y se olvidan de lo que es verdaderamente importante en Navidad: la felicidad de los niños.

La moraleja de este cuento hará a tus hijos reflexionar sobre la importancia del verdadero espíritu navideño. ¡Que la magia de la Navidad llegue a todos los rincones del planeta!

6. Cuento de Navidad
Uno de los cuentos de Navidad más populares es el escrito por Charles Dickens. La historia del avaro Mr Scrooge hará reflexionar a tu hijo sobre la necesidad de ser buenos y de ayudar a la gente que nos rodea.

Este personaje tuvo que ser visitado por distintos fantasmas, que le llevaron a su pasado, a su presente y a su futuro, para comprender esta moraleja. Solo cuando empezó a comportarse con bondad, pudo ser realmente feliz.

7. Castañas pasadas por agua
Este cuento de Navidad tan bonito transmite una enseñanza muy bonita y necesaria a los niños de todo el mundo: hay que aprender a ponerse en la piel de otros y ayudarles cuando lo están pasando mal. Cuenta la historia de la señora Rabbit, la castañera de la aldea de Animaland.

Un día empezó a llover tanto, tanto, tanto que sus castañas corrieron el peligro de echarse a perder. ¡Cómo iba a dejar a todos sus vecinos sin castañas en Navidad! Menos mal, que la familia Bird pasaba por allí y le pudo 'echar un ala'...

8. El arbolito de Navidad
Este cuento tan navideño ofrece una lección a los niños sobre la bondad y esperanza. Trata sobre una familia muy pobre que para poder celebrar la Navidad decide cortar unos árboles del bosque y venderlos. Nadie quiso comprarlos, por lo que decidieron regalárselos a otras familias sin dinero.

Qué grande fue su sorpresa cuando vieron que alguien les había regalado a ellos un precioso abeto navideño y les había dado mucha comida navideña. Y es que al final, las personas buenas siempre son recompensadas.

Lee más cuentos de Navidad con moraleja junto a tus hijos.