6 trucos mágicos para transmitir el espíritu navideño a los niños

¿Tus hijos mantienen la ilusión por la Navidad? Te contamos cómo contagiarles con la magia navideña

María Machado

La Navidad es un momento mágico. Las ciudades se visten con luces, se respira la ilusión en el aire, la banda sonora de cada día son los coros de niños cantando villancicos... Ante un ambiente tan navideño, parece complicado no ilusionarse con la Navidad, ¿verdad?

Sin embargo, hay niños que no consiguen impregnarse del espíritu de estas fechas. De hecho, muchos solo están esperando la llegada de Papá Noel o de los Reyes Magos para conseguir un móvil nuevo.

La importancia del espíritu navideño a los niños

Aprende a transmitir el espíritu navideño a los niños

En parte, los padres somos los culpable de esta situación. Yo muchas veces me he preguntado si he sido capaz de transmitir el sentimiento mágico de la Navidad a los niños. Tanto trasiego con los preparativos de las cenas, los disfraces para las fiestas navideñas del colegio, las listas de regalos etc. parece no dejar ni un hueco libre para la magia. Pero, sí se puede. Y en Guiainfantil.com hemos recogido algunos trucos llenos de ilusión para que consigas transmitir el espíritu navideño a los niños.

Hay gente a la que le encanta la Navidad y otra que la detestan; es un hecho que hay que aceptar y tolerar. E igual que ocurre con los adultos, algunos niños también se sienten muy desplazados durante la época navideña y no hay por qué obligarles a que les guste.

Sin embargo, tratar de transmitir a tus hijos el espíritu navideño va más allá del árbol navideño o Papá Noel. Cuando nos referimos a esta sensación mágica que nos embarga a muchos cada final de año hablamos de valores y sentimiento. Se trata de explicar a nuestros hijos que las navidades son mucho más que regalos y consumismo. Son un periodo de generosidad, de bondad, de entrega a las personas a las que quieres, de pasar más tiempo en familia, de ser un poco más solidario, de reflexionar sobre nuestros comportamientos... 

Transmitir a los niños algunos valores de conducta es imprescindible para su futuro. Un niño que sabe de la importancia de respetar a los demás será un adulto bondadoso, con una mejor convivencia y que se sentirá satisfecho de él mismo. Y la Navidad es la excusa perfecta para hablar con los niños de todas estas conductas morales. 

Trucos para transmitir la ilusión navideña a tus hijos

Si bien no se puede obligar a los niños a que sientan ilusión por la Navidad, sí que hay pequeños gestos que podemos llevar a cabo en casa y que les permitirán descubrir lo maravilloso que puede llegar a ser el periodo navideño. 

1. El ejemplo de unos padres ilusionados
Si quieres que tus hijos tengan espíritu navideño, deben crecer en un ambiente propicio para ello. Si tú no sientes la Navidad (y repetimos, no hay nada de malo en ello), lo más probable es que tus hijos tampoco lleguen a ilusionarse con ella. Sin embargo, si ellos mismos comprueban en tu cara las ganas que tienes de que llegue la Nochebuena, aumentarán sus deseos de celebrarla. 

2. Establecer una tradición familiar
La Navidad también es un momento de tradiciones. Establecer una costumbre familiar bonita que se lleve a cabo en Navidad hará que los niños se sientan más involucrados. No es necesario que sea una tradición lujosa, pueden ser actividades tan sencillas como cantar el mismo villancico cada año cuando se ponga el árbol, ir a visitar a los abuelos la mañana de Nochebuena, hacer una excursión a los mercadillos navideños de la ciudad, preparar galletas para dejárselas a Papá Noel... 

3. Decorar la casa en Navidad siempre en familia
Para que el espíritu navideño llegue hasta cada rincón de tu casa, tienes que decorarla. Proponles a tus hijos hacer algunas manualidades que sirvan de ornamento para el hogar y, una vez terminadas, colocarlas en familia (a poder ser con algunos villancicos de fondo). De esta forma, forjaréis un vínculo muy especial y el niño asociará la Navidad con ver a su familia unida y feliz. 

4. Llevar canciones de Navidad en el coche... ¡y cantarlas juntos!
Es habitual que los niños canten villancicos en el colegio, pero también podemos cantarlos con ellos en casa, e incluso, bailarlos

5. Emocionarse con las películas de Navidad juntos
Las películas navideñas para niños hablan de valores e historias bonitas que se desarrollan en el periodo navideño. Aunque a algunos niños les guste verlas durante todo el año, no hay mejor momento para disfrutarlas en familia. 

6. Intentar no agobiar con los niños con la Navidad
Entre todos estos trucos para transmitir el espíritu navideño a tus hijos, no puedes olvidarte de este: ¡no satures a tus hijos con la Navidad! Sobrecargar su día a día con guirnaldas y villancicos, por mucha ilusión navideña que tengas, no es recomendable porque pueden acabar aborreciéndola. ¡Siempre en su justa medida!