Tomar infusiones durante la lactancia materna es peligroso para el bebé y la madre

Conoce los efectos secundarios de las infusiones sobre la leche materna y el niño

Andrea Cardozo

Aún cuando la Organización Mundial de la Salud reconoce el uso de hierbas medicinales y estas han sido utilizadas desde tiempos ancestrales, es necesario informarse sobre su seguridad, eficacia, propiedades, uso racional y contraindicaciones durante el momento que la madre está dando el pecho, ya que su consumo como práctica cotidiana puede ser peligroso no solo a la mujer sino también al bebé. Descubre por qué debes tener cuidado con tomar infusiones durante la lactancia materna.

¿Se pueden tomar infusiones durante la lactancia materna?

lactancia materna e infusiones

Algunas plantas aromáticas tienen componentes capaces de pasar al bebé a través de la leche materna, que pueden modificar su sabor, generando rechazo en el bebé, molestias como diarreas y gases e, incluso, produciéndole efectos tóxicos a su organismo, ya que aún no es capaz de procesar y eliminar correctamente algunas sustancias. También pueden generar efectos hormonales sobre la madre y disminuir su producción de leche.

Otro dato importante a tener en consideración es la posible interacción de los componentes de las hierbas con tratamientos farmacológicos como anticoagulantes o antihipertensivos, medicamentos utilizados para trastornos hormonales o del sistema nervioso central, entre otros. Por lo que una valiosa recomendación es educarse y evitar riesgos innecesarios.

De una misma planta, pueden existir diversas variedades, de igual apariencia, pero con componentes diferentes y en concentraciones desiguales en sus raíces, tallos, hojas y flores, habiéndose detectado intoxicaciones por confusión de una planta con otra o contagio de hongos y bacterias al utilizar plantas provenientes de suelos contaminados y hasta envenenamientos.

Recomendaciones antes de tomar una infusión dando el pecho 

infusiones dar el pecho

Existe una percepción generalizada de que “lo natural” es inocuo, es decir, que no produce efectos secundarios, lo cual es completamente falso. Si bien es cierto que la base de los medicamentos son las plantas, estos contienen solo un principio activo y en cantidades científicamente probadas, a diferencia de querer tomarlo directamente de la planta, donde se encuentra combinado con todos sus componentes, en cantidades difíciles de determinar a simple vista y en desconocimiento de los efectos secundarios de tales combinaciones.

Por tanto, antes de tomar una infusión mientras se está dando el pecho, debemos informarnos, con fuentes especializadas (una confiable y que recomiendo es e-lactancia), ya que los estudios científicos, además de descubrir las aplicaciones terapéuticas de las plantas medicinales, también determinan sus parámetros de seguridad, y aún no han sido estudiados en su totalidad los efectos secundarios de las infusiones sobre la leche materna y el bebé.

Muchas mamás reciben recomendaciones y deciden utilizar algunas hierbas en infusiones o decocciones para hacer frente a algunas situaciones que se presentan durante la lactancia, como inflamación de los pechos o poca producción de leche.

El uso tópico en el pecho de algunas hierbas de bajo riesgo (en general, las de uso común en la cocina) no está contraindicado, de manera moderada y en bajas concentraciones, siempre y cuando se aplique luego de la toma y el pecho sea muy bien lavado antes de la próxima.

En cuanto a aumentar la cantidad de leche, definitivamente, la lactancia a demanda es el mejor método para estimular la producción de leche en las glándulas mamarias. De manera que, amamantar a tu bebé cuando lo requiera, asegurándote de una técnica adecuada para garantizar una buena succión, es suficiente para que tus pechos produzcan leche en cantidad y calidad necesarias para tu bebé.