Violencia de control en adolescentes: un riesgo social en alza

Violencia machista en la adolescencia

Iván Carabaño Aguado

La concienciación sobre la violencia machista ha mejorado enormemente, entre las generaciones que en la actualidad tienen entre 20 y 40 años. El avance social ha sido significativo en este ámbito, pero todavía queda mucho por hacer. Me preocupa personalmente el auge de una forma de violencia de género soterrada, sutil, pero igualmente dañina entre los adolescentes actuales: es la violencia de control en adolescentes.

Violencia de control en adolescentes: preguntas y respuestas 

Violencia machista en adolescentes

¿Qué es la violencia de control?

La violencia de control consiste en espiar, restringir y/o impedir la libertad de la pareja, especialmente en el ámbito de la comunicación telefónica. En el momento actual, afecta sobre todo a las comunicaciones vía whatsapp. El agresor puede llegar a exigir disponer de la clave del teléfono de la agredida.

¿Es frecuente la violencia de control en adolescentes? 

Hasta un 90% de los adolescentes confiesa haber ejercido violencia psicológica sobre su novia.

¿La violencia de control es una forma de violencia machista? 

Sí. De hecho, Naciones Unidas define la violencia contra la mujer como "todo acto de violencia de género que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada". La privación de libertad es uno de los supuestos.

¿Qué otras formas de violencia de género afectan a los adolescentes? 

Además de la fiscalización telefónica, hay adolescentes que son presionadas para mantener relaciones sexuales sin pleno convencimiento. Otras, refieren un control restrictivo sobre las prendas de vestir (tipo y color), maquillaje y por las amistades que frecuentan. 

¿Cuándo deben saltar las alarmas? 

- Si la pareja se muestra celosa. Los celos no son una prueba de amor.

- Si la pareja quiere controlar en todo momento la actividad y compañías de la adolescente.

- Si la pareja la aísla de su entorno-círculo de amistades.

- Si la critica por su forma de ser, vestir, maquillarse.

- Si le hace sentir culpable.

Iniciativas de alto calado entre la comunidad adolescente como la canción “Lo malo”, de Aitana y Ana Guerra, son muy positivas, pues intentan desterrar el mito del “chico malo” (controlador, dominante, intrusivo, tóxico) y empoderar a la mujer. Urge que la realidad adolescente cambie.