Hematomas y moretones en las piernas de los niños

Niños que lucen constantes moretones en las piernas

Cristina González

Los niños por naturaleza, son en su mayoría inquietos, les encanta saltar, correr, descubrir, y en ese afán de disfrutar y jugar a menudo se golpean provocando la aparición en su cuerpo de hematomas, también conocidos como moretones.

En la gran parte de los casos es debido a las continuas caídas o golpes accidentales sin consecuencias que sufren los más pequeños jugando, y que propician esta acumulación de sangre bajo la piel, que va cambiando de color según va evolucionando de morado a amarillo.

Cuando los niños muestran las piernas llenas de moretones

Moretones en las piernas de los niños

Hay niños más propensos a presentar hematomas que otros con mayor facilidad, esto puede deberse a que tienen unos vasos sanguíneos muy delgados o una piel muy fina que propicia la aparición de moretones ante golpes aparentemente débiles. 

Las piernas de los niños es el lugar donde con mayor frecuencia aparecen aunque también podemos encontrarlos en las rodillas, brazos y con menor frecuencia en la cabeza.

¿Cómo tratar los hematomas en las piernas de los niños? 

Por lo general estos moretones no duelen y se curan por sí solos con el paso de una a dos semanas. Los dermatólogos aconsejan aplicar hielo tres veces al día durante las primeras 48 horas sobre la zona en la que aparece el hematoma.

En caso de que el moretón no cambie de color durante más de 14 días o continúe el dolor sería recomendable acudir al pediatra.

Hematomas en niños sin motivo que los cause 

Los expertos recomiendan que si estos hematomas aparecen sin ningún motivo que lo ocasiones, y se presentan en repetidas ocasiones debemos consultar inmediatamente con el pediatra porque podría ser una señal de una deficiencia de la vitamina K, un síntoma de alguna dificultad hematológica del niño como la púrpura, un nivel bajo de plaquetas, o de cáncer en la sangre o leucemia.