Detección precoz de la enuresis infantil

Por qué es tan importante la detección de la enuresis en los niños

La repercusión que tiene la enuresis en la vida de un niño puede ser desastrosa, considerando que factores como la falta de control sobre la orina, puede llevarle a cerrarse completamente en si mismo.

La vergüenza, la falta de conocimiento, de orientación o de apoyo pueden hacer que el niño se aleje completamente de los demás. Por esta razón, la prevención en este sentido, ahorraría muchos dolores de cabeza a los niños y a sus familias. La detección precoz de la enuresis infantil es necesaria para eeviatr posibles secuelas psicológicas en el niño.

Detección precoz de la enuresis infantil

Detección precoz de la enuresis en niños

¿Cómo se puede detectar la enuresis en los niños? Los expertos creen que debería haber chequeos rutinarios de la micción de los niños. Los padres deben estar atentos a cualquier cambio de hábito o de costumbre en cuanto a la orina de los niños. El niño que empieza a orinarse encima y en la cama debe ser vigilado. Algunas veces puede deberse a alguna situación puntual, como el tener pesadillas, la ansiedad por alguna cosa, etc. Otras veces, puede convertirse en una situación contínua y es cuando los padres deben tomar precauciones para evitar que el hábito se convierta en una enuresis.

Al fin y al cabo, la enuresis no es una tontería ni un capricho. Se trata de una patología que afecta a 8 de cada 10 niños, y que repercute gravemente en su vida social en forma de fracaso escolar y problemas en las relaciones sociales y familiares, lo que les obliga a renunciar a parte a su correspondiente infancia. La vergüenza que les origina hacerse pis en la cama les hace no acudir a excursiones, a campamentos o, simplemente, a no quedarse a jugar, ni a dormir en casa de sus amigos.

En opinión de los especialistas, todo esto se podría evitar y controlar con la detección precoz de la enuresis infantil, en consulta médica, entre las que ha destacado la inclusión de la pregunta sobre si el niño sufre enuresis en los programas de salud de los niños. El tratamiento usual se basa en medidas farmacológicas y psicosociales, entre las cuales destaca la motivación, los dispositivos de alarma, los ejercicios de entrenamiento vesical, y las dietas terapéuticas.