6 claves para hablar y comunicarte con adolescentes (sin discutir)

Consejos para comunicarte y platicar con tus hijos en la adolescencia con empatía

Raquel Ripoll
Raquel Ripoll Educadora Social

Algunos padres se sienten perdidos cuando tratan de comunicarse con sus hijos, sobre todo cuando estos están en la adolescencia. Para ayudarte a tener un modelo más respetuoso y efectivo de comunicación, así como a desarrollar la escucha activa, a continuación hemos desarrollado algunos consejos que te ayudarán. Te contamos cómo hablar y comunicarte con adolescentes sin discutir. ¡vamos a platicar!

Cómo hablar con los adolescentes sin discutir con ellos

Hablar con los adolescentes sin discutir

Aunque en muchas ocasiones la adolescencia es una etapa de gran tensión y confusión para las familias (tanto para los adultos como para los propios adolescentes), lo cierto es que se trata de una etapa de crecimiento personal en la que las personas decidimos hacia dónde queremos ir, y eso genera muchísimas dudas e incertidumbres.

La adolescencia es un momento en el que nuestros hijos e hijas empiezan a explorar un nuevo sentido de libertad, el cual, frecuentemente, conduce a sentimientos de antipatía e impotencia en los adultos que les acompañamos, mientras vemos cómo, poco a poco, nos excluyen de sus vidas (aunque cuando esta etapa pase nuestra relación volverá a estrecharse e, incluso, se verá reforzada).

Así, podemos decir que la adolescencia es una de las etapas más importantes de nuestro ciclo vital, por lo que nuestros adolescentes nos necesitan más que nunca, aunque de otra forma. Vamos a ver, por tanto, algunas claves para saber cómo hablar o platicar con los adolescentes sin llegar a discutir con ellos.

[Leer +: Errores al criar a tus adolescentes]

Cómo platicar con nuestros hijos en la adolescencia

Platicar a los adolescentes

¿Qué podemos hacer los padres para acompañar a nuestros hijos adolescentes en estos momentos? Pues la mejor manera de acompañarles a transitar esta etapa es cuidando la comunicación, teniendo en cuenta que se trata de un proceso de doble vía, es decir, tanto de nosotros hacia él como de él hacia nosotros.

Se trata de reestructurar nuestra relación estableciendo nuevas reglas desde la negociación y el respeto, utilizando para ello una comunicación no violenta y recordando que, el adolescente, como todo ser humano, necesita sentirse especial y valorado. Para ello:

- Sé empático
Haz un ejercicio de empatía e intenta ponerte en el lugar de tu hijo, tanto a la hora de hablar con él como a la hora de valorar sus comportamientos. Recuerda que tú también fuiste adolescente y tuviste las mismas necesidades que tiene hoy tu niño. ¿Cómo te hubiera gustado que te acompañasen tus adultos en esos momentos? Desde este punto de vista les podemos ayudar mejor y comunicarnos de una forma más respetuosa.

- Practica la escucha activa
Tendemos a escuchar para contestar, por lo que nos perdemos el verdadero mensaje de quien nos habla. Escuchar activamente significa estar presente, con todos los sentidos puestos en ello, sin emitir juicios ni valoraciones. Olvidando las etiquetas y las palabras despectivas.

Aquí es importante recordar que necesitamos ceder nuestro turno de palabra para que nuestro hijo pueda hablar y expresar sus ideas, pensamientos y sentimientos teniendo en cuenta que es más que probable que no todo lo que escuchemos nos guste.

[Leer +: Desenganchar a los adolescentes del móvil]

6 pautas para comunicarte con tus hijos adolescentes con respeto

Comunicarte con tus hijos adolescentes

También tener presente que es muy posible que durante esta etapa, tu hijo adolescente no quiera contarte sus cosas por miedo a que le juzgues, así que muéstrate receptivo y déjale claro que estás disponible si lo necesita. Para saber cómo hablar y comunicarte con tu hijo adolescente, ten en cuenta las siguientes pautas.

1. Posibilita la toma de decisiones
Si no dejamos a los adolescentes tomar decisiones, nunca aprenderán a hacerlo, por lo que fomentaremos la inseguridad y la dependencia de que otros tomen las decisiones por ellos. Deja que tomen sus propias decisiones y mantente ahí por si te piden tu opinión.

[Leer +: Cómo no tener un adolescente rebelde]

2. Practica la honestidad emocional
Hacer por ellos las tareas del colegio o instituto, recoger su habitación, llevar su ropa sucia al cesto para lavar, colaborar en las tareas de casa... son un montón las cosas que nuestros hijos pueden hacer y en muchas ocasiones las hacemos nosotros por evitar una discusión. Ser honestos con ellos y explicarles cómo nos sentimos en esas situaciones favorece que ellos también lo sean con nosotros.

3. Muestra interés por su vida
Recuerda que su vida no se reduce a sus notas o sus estudios. La vida de tu hijo adolescente es mucho más que eso. Pregúntale por sus intereses, sus amistades o sus preocupaciones cuidando tanto tu comunicación verbal como la no verbal. ¡Nuestro cuerpo habla aunque nosotros callemos!

4. Enfócate en la búsqueda de soluciones
Cuando surja un problema, llegue tarde o no recoja su habitación... olvida las críticas, las etiquetas o las humillaciones y céntrate en buscar una solución juntos. Es importante que habléis sobre cómo alcanzar esa respuesta o solución. Explícale a tu hijo adolescente lo que sientes ante esa situación, lo que necesitas y pídele a él que haga lo mismo. Una vez lo hayáis hablado, buscad una solución que sea válida para ambos.

5. No te lo tomes como algo personal
No olvides que tu adolescente, aunque le veas mayor, sigue siendo una persona en desarrollo que está atravesando una de las etapas más complejas de su evolución. Así que evita pensamientos tipo 'lo hace para sacarme de quicio' o 'me está poniendo a prueba' porque, aunque no lo digas en voz alta, estás emitiendo un juicio hacia tu hijo que condiciona, y mucho, vuestra relación.

6. Confía en tu hijo o hija
Por último, pero no menos importante, confía en tu hijo o hija adolescente y transmíteselo cuando platiques con él. Aunque a veces resulte difícil de creer, está envuelto en una vorágine emocional y hormonal que hace que todo sea muy intenso, pero no tiene malas intenciones en sus comportamientos. Todos ellos tienen un PARA QUÉ. Tu hijo necesita explorar y descubrir el mundo desde esta nueva perspectiva.

Puedes leer más artículos similares a 6 claves para hablar y comunicarte con adolescentes (sin discutir), en la categoría de Comunicación y socialización en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: