Cómo cambia el cerebro de los niños al acercarse a la adolescencia

La rebeldía de los adolescentes tiene un porqué en su cerebro, que aún está en desarrollo

Arturo Mendoza López
Arturo Mendoza López Psiquiatra infantil

Conocer cómo funciona el cerebro infantil y adolescente ayuda a los padres a comprender qué hay detrás de ciertas conductas de rebeldía o conflicto. Te invitamos a conocer cómo cambia el cerebro de los niños cuando se van acercando a la adolescencia. De esta forma, podremos entender que, a pesar de que nuestros hijos sean cada vez más mayores, su cerebro sigue en desarrollo.

¿Cómo se desarrolla el cerebro de los niños en la adolescencia?

El cerebro de los niños en la adolescencia

Los padres se preguntan constantemente la razón por la que los hijos adolescentes tienen comportamientos impulsivos e irracionales. Seguro que en alguna ocasión has oído a un padre o madre quejarse porque su hijo adolescente es muy rebelde. A veces incluso comportamientos peligrosos, que hacen creer que no piensan en profundidad las consecuencias de las decisiones y acciones que están tomando.

Afortunadamente esta conducta conflictiva puede ser explicado por los especialistas, ya que tiene una explicación biológica, aunque también influyen otras causas intrapsíquicas, culturales e internacionales.

De acuerdo con algunos estudios, el cerebro continúa madurando y desarrollándose durante la niñez, adolescencia e incluso a principios de la edad adulta. Por ello, recomiendo como especialista en el desarrollo humano, a todos los padres, leer este artículo para entender los arranques y dificultades que tienen los adolescentes al tomar sus decisiones.

Así funciona el cerebro de los adolescentes en desarrollo

Cambios en el cerebro del adolescente

Al igual que los cuerpos, el cerebro se desarrolla de forma diferente en cada niño. De hecho, las exploraciones que se han realizado del cerebro mediante scan, han mostrado que las partes del mismo realmente no crecen igual.

Por ejemplo, la corteza cerebral prefrontal (CPF), que se encuentra detrás de los ojos, no parece madurar por completo hasta los 24 años o 25 años. Mientras que algunas otras partes como la amígdala cerebral, parece madurar mucho antes. Ahora bien, la CPF recibe la descarga que la amígdala le envía para que esta la procese. Para ello, convierte estas señales emocionales en protocolos cognitivos, o sea, de pensamientos que permiten tomar decisiones más racionales. Esto, después de tomar en cuenta otros datos para que los jóvenes tomen decisiones a medio o largo plazo en lugar de ser impulsivos.

La rebeldía del adolescente y el desarrollo cerebral

La rebeldía y el cerebro adolescente

El cerebro alcanza su mayor tamaño en la adolescencia temprana. Parece que, en las niñas, lo alcanza aproximadamente a los 11 años, mientras que en los niños a los 14 años. Aún después de haber dejado de crecer, el cerebro de los adolescentes sigue madurando y desarrollándose, aparentemente esta etapa termina entre los 25 y 30 años de edad.

Ahora bien, debido a que el cerebro del adolescente aún se encuentra en desarrollo, este puede ser mucho más susceptible al estrés. Es por ello que en muchos jóvenes los trastornos mentales como depresión, ansiedad y hasta la psicosis, como la esquizofrenia y enfermedad bipolar. Pero, no todo es fragilidad, el cerebro de los adolescentes también es muy resistente. Por lo que, a pesar de las dificultades que puedan tener durante el cambio, los jóvenes llegan a ser adultos sanos.

En realidad, durante estos años el cerebro del adolescente muestra su máxima capacidad y plasticidad. En la adolescencia, el cerebro revisa todo lo que ha vivido para desechar algo que no le servirá en su vida futura. Además, empezará más conscientemente que antes a construir su porvenir.

[Leer +: El cerebro de los niños no puede obedecer]

¿Cuáles son los cambios del cerebro durante la adolescencia?

Así es el cerebro en la adolescencia

Cuando se habla de cambios en el cerebro, se refiere a que los adolescentes en su vida presentan conflictos internos y externos como los desafíos, estrés, tentaciones, presiones, etc. Se encuentran pensando e indagando en un cerebro que aún no está del todo desarrollado.

A pesar de que muchos padres pueden asustarse, justo en el momento en el que se dan cuenta de que sus hijos están pasando por este proceso, es recomendable no ver esta etapa como problemática, sino como una adaptación a la vida adulta. Los cambios hormonales fuertes modifican, no solo los músculos y genitales, sino que el cerebro goza y sufre significativas diferencias.

El adolescente es muy sensible y adaptable, es decir, se prepara para abandonar su seguridad del hogar para integrarse en el mundo exterior. Y ya que este proceso es lento y constante, los padres deben tener paciencia y reconocer el momento en el que sus hijos presentan las dificultades que se deben a los cambios que experimentan internamente. No busques únicamente las causas en el medio social y cultural.

Puedes leer más artículos similares a Cómo cambia el cerebro de los niños al acercarse a la adolescencia, en la categoría de Cambios psicológicos en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: