Los miedos más comunes en la adolescencia

Origen de los miedos en la adolescencia y consejos para ayudarles a superarlos

Borja Quicios
Borja Quicios Psicólogo educativo

El miedo es un sentimiento normal y necesario en el desarrollo evolutivo. Su función es la de dar seguridad, ya que nos advierte de la presencia de un peligro y permite evaluar la capacidad que uno tiene para afrontar las amenazas y poder protegerse ante posibles riesgos.

El miedo es una emoción universal presente en todas las culturas que aparece desde los 6 meses y que va evolucionando. Es decir, a medida que el niño pasa por las diferentes etapas del desarrollo los miedos van cambiando o desapareciendo gradualmente a medida que el niño experimenta la seguridad en sí mismo y en el entorno. También se manifiestan en la etapa adolescente. Te contamos cuáles son los miedos más comunes en la adolescencia. 

De dónde vienen los miedos en la adolescencia

Los miedos más comunes en la adolescencia

La adolescencia es considerada una etapa de transición desde el estatus infantil al estatus de adulto. De este modo, se puede decir que los miedos que se tienen en la adolescencia pueden provenir de varios frentes:

- Los que se arrastran de la etapa anterior (la preadolescencia). Para el joven adolescente sigue teniendo importancia todo lo relacionado con no ser aceptado por los demás (que cobra fuerza en este periodo) y tiene miedo al fracaso escolar.

- Los miedos de adulto. En las edades que comprenden la adolescencia, los jóvenes comienzan a experimentar con nuevos miedos que pueden etiquetarse como miedos adultos. Estos son, por ejemplo: el amor, el futuro que vendrá, estar solos, etc.

La adolescencia, por tanto, no se considera una etapa fácil. Es un periodo de grandes cambios físicos y psicológicos que no permiten alcanzar el equilibrio emocional necesario para afrontar todos esos miedos.

De este modo, la carencia de estabilidad emocional en el adolescente es lo que le diferencia de un adulto a la hora de encarar los miedos.

Cuáles son los miedos más comunes en la adolescencia

Existen muchos tipos de miedo que pueden afectar en mayor o menor medida al adolescente. Estos son los más comunes:

1. Miedo a no ser aceptado
La adolescencia se caracteriza por ser una etapa en la que el joven busca respuestas que le ayuden a descubrirse a sí mismo. Es decir, está en la búsqueda de una identidad que le diferencie de sus padres y le ayude a interactuar con sus iguales.

El joven experimenta una preocupación excesiva por ser incluido en ese tipo de grupos formados por individuos de su edad. No obstante, si no lo logra, esto provocará temor y miedo. Algo muy común en este periodo

2. Miedo al amor
La adolescencia es la etapa en la que suele aparecer el amor. Una mezcla de emociones difícil de definir y más cuando en este periodo los jóvenes experimentan grandes desequilibrios emocionales. Si a esto le sumamos la continua búsqueda de identidad, la inseguridad y la inexperiencia características de esta etapa, encontramos que los jóvenes son muy vulnerables a esta emoción compleja y, por tanto, estamos ante uno de los miedos más comunes de este periodo del desarrollo.

3. Miedo a lo que está por venir
El fin que busca el adolescente es la integración en la sociedad. A medida que lo consigue se da cuenta que tiene que “cumplir” unas expectativas que los adultos de su entorno han depositado en él para alcanzar unas metas en el futuro. Las inseguridades que caracterizan esta etapa hacen que el joven se pregunte si puede conseguirlo. Por eso, el miedo a lo que vendrá en el futuro y si será capaz de afrontarlo cumpliendo las expectativas le infunden miedo

Cómo ayudar a un adolescente a superar el miedo

Te damos todos estos consejos para ayudar a tu hijo adolescente a superar sus miedos:

- Escuchar lo que tiene que decir. Es fundamental permitir que los jóvenes expresen sin miedo sus sentimientos y emociones para que sientan el apoyo de los adultos de su entorno ante cualquier miedo e inseguridad.

- Estar a su lado. La adolescencia es una etapa en la que los jóvenes carecen de las habilidades necesarias para enfrentarse a situaciones que le s producen miedo y ansiedad. Por eso, será necesario que los adultos les acompañen para ser su apoyo

- Dialogar. En esta etapa que nos ocupa a los jóvenes les cuesta hablar de sus sentimientos y emociones, por lo que será necesario crear un clima positivo para tratar los miedos que padezcan de manera natural.