3 divertidos ejercicios para trabajar el miedo en los niños

Enseña a tu hijo a que se sienta mejor y conseguirás que sus temores se alejen

Sofía Gil Guerrero
Sofía Gil Guerrero Psicóloga General Sanitaria

Los miedos siempre van a estar en nuestra vida y en la de nuestros hijos ¡es una emoción más que siempre nos acompaña! Precisamente por ese motivo los padres tenemos que conocer los mejores consejos y maneras con las que saber enfrentarnos a aquellas situaciones que causan inquietud o nerviosismo a nuestros hijos. Te presentamos 3 divertidos ejercicios para trabajar el miedo en los niños.

Cómo lograr que los niños sean más valientes y seguros de sí mismos

niños valientes y seguro de sí mismos

Ser valiente no quiere decir luchar como muchas veces vemos en las películas. Un valiente de verdad es aquel que sabe enfrentarse a sus miedos, que planta cara a sus inquietudes el día de antes del examen, y/o que sabe controlar esa sensación de hormigueo en el estómago cuando se avecinan cambios. ¡Eso sí que es ser valiente! ¿Cómo enseñar a nuestros hijos que nosotros mismos podemos hacer muchas cosas para sentirnos mejor? ¡Con los trucos y consejos que aquí te compartimos!

- Dile que sentir miedo es normal
Nada de sentirse culpable por sentir miedo, nada de agachar la cabeza por pensar que somos nosotros los que transmitimos los miedos a los hijos ¡todos somos humanos! Así que el primer consejo es el de entender que el miedo es una emoción normal y universal ¡todo el mundo la experimenta, incluso los superhéroes! Pero he aquí la cuestión clave: lo que debemos hacer es evitar que esa emoción nos pare los pies. La diferencia es que el valiente, a pesar del miedo, decide afrontar la situación y mirar hacia delante.

- No pretendas que tu hijo no tenga miedo
Ningún padre puede pretender que su hijo no tenga miedo a nada, ¡eso sería imposible de lograr! Lo que sí podemos hacer es ayudarle a afrontar, con amor y mucho respeto, situaciones que sean difíciles para él. Lo que para un adulto puede ser sencillo de resolver, por ejemplo, hacer la tarea de la escuela, para un niño puede ser todo un mundo, ¡tenlo siempre en cuenta!

- Tampoco evites las situaciones que le generan miedo
Ayudar a los hijos a enfrentarse a sus temores por supuesto, pero sería un error resolver por ellos dicha situación o, peor aún, tratar de evitarla. Cuanto más evitamos, menos capaz se sentirá el niño o niña y más inseguro y vulnerable se volverá. Estas pequeñas experiencias que van viviendo en su infancia son las que les definirán como personas en su vida adulta.

 - Usa el truco de engañar a nuestra mente
¿Conoces el truco de engañar a la mente? Es perfecto para enseñar a los niños a resolver aquellas situaciones que les causan malestar, inseguridad e incluso estrés y nerviosismo. Podemos hacerle creer a nuestra mente que realmente no tenemos miedo. Actuando como valientes podemos hacer que el miedo se esfume, eso sí, debemos adoptar la postura de los valientes: cabeza alta, mente despejada, manos a los lados y una sonrisa en la cara. ¡Prueba y verás qué bien funciona!

Tres ejercicios prácticos y muy divertidos para evitar el miedo

superar los miedos

Para enseñar a nuestros hijos a enfrentarse a sus miedos, además de los tips que acabamos de comentar podemos echar mano de estos ejercicios. Verás qué útiles son para decirle a los temores que se vayan, para empoderar a los niños y también para reforzar su autoestima y confianza. ¡Ponlos en práctica siempre que te hagan falta!

 - Postura de la victoria
Para que el miedo se vaya de nuestro lado y para que el peque se sienta mucho más empoderado, adoptamos la postura de los superhéroes ¡verás qué bien se les da a los peques! Manos a las caderas, cabeza bien alta y piernas en forma de V. Ahora ya solo falta traer a nuestra mente la imagen de Spiderman o de cualquier otro héroe o heroína que tengan por ídolo. ¡Papá y mamá también participan!

 - Morder el lápiz para dibujar una sonrisa
Consiste en coger un lápiz, sujetarlo entre los dientes y fingir una sonrisa. La mente va a detectar que estamos sonriendo por lo que entenderá que estamos felices, contentos y que no hay nada que temer. Este ejercicio lo podemos hacer la tarde antes de un examen, ¡verás como los nervios se quedan fuera de nosotros!

- Decir una cosa buena de nosotros
Otro ejercicio sencillo que podemos hacer de vez en cuando en casa como método quita miedos es el de decir en voz alta o incluso anotar en la lista una o dos cosas buenas de nosotros: sé leer muy bien, siempre ayudo a mi hermano pequeño, se me da de maravilla escuchar. Esto hará que nuestro pensamiento se centre en estas cosas buenas y se aleje de aquello que le inquieta, por ejemplo, el primer día de cole, la entrega de notas o volver a ver a un amigo con el que nos hemos peleado.

Cuentos cortos para trabajar los miedos con los niños

Los cuentos cortos también son una excelente herramienta para trabajar los temores infantiles. ¡Echa un vistazo a esta selección!

Puedes leer más artículos similares a 3 divertidos ejercicios para trabajar el miedo en los niños, en la categoría de Miedos en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: